_
_
_
_

La rivalidad entre el príncipe Carlos y sus hermanos, al descubierto

Un documental británico emitido este martes explica que el príncipe Andrés se siente relegado por su hermano y sobrinos, y que Eduardo es un hombre "solitario" y cuyo cumpleaños olvida su madre, la reina Isabel II

Los príncipes Andrés, Eduardo y Carlos de Inglaterra, en un desfile de la Orden de la Jarretera , en junio de 2015.
Los príncipes Andrés, Eduardo y Carlos de Inglaterra, en un desfile de la Orden de la Jarretera , en junio de 2015.Chris Jackson (Getty Images)
Más información
Carlos de Inglaterra, maniático y envidioso
La escena del príncipe Carlos que ha hecho que a Isabel II ya no le guste ‘The Crown’
Los hijos olvidados de Isabel II

Ser el heredero al trono de una monarquía debe ser duro, pero ser el segundo en la línea de sucesión no debe ser plato fácil. Esa lucha eterna de poder entre hermanos queda reflejada en un nuevo documental que emitió el martes por la noche Channel Five en Reino Unido. En él, el periodista británico Jeremy Paxman repasa las vidas de los hijos de Isabel II: Carlos, Ana, Andrés y Eduardo. Y en él desvela algunos llamativos detalles de los cuatro, como la enemistad entre el heredero y Andrés.

Según el documental, Andrés, duque de York, siempre ha querido ser como su hermano mayor, el príncipe Carlos, y tener su nivel de exposición. Una visibilidad que siempre ha sido menor, y que fue cayendo de forma lógica con la llegada de Guillermo y Enrique de Inglaterra. "Durante buena parte de su vida, Andrés fue el repuesto [de Carlos] y fue alguien muy importante", relata en el metraje Richard Kay, experto en la casa real británica. "Era el número dos, el segundo hijo varón de la reina y si a Carlos le pasaba algo, era Andrés quien se haría cargo", recoge el diario Express haciéndose eco del documental.

Andrés es ahora el séptimo en la línea de sucesión al trono tras el propio Carlos, el príncipe Guillermo y sus tres hijos (Jorge, Carlota y Luis) y el príncipe Enrique. Cuando nazca el primer hijo, sea niño o niña, de Enrique y Meghan Markle, el duque de York pasará al octavo lugar. Las comparaciones entre los hijos de Carlos y los de Andrés han sido inevitables, y el propio duque de York los habría puesto de relieve en una filtración el pasado septiembre, cuando se supo que sentía cierta envidia por la boda del príncipe Enrique y Meghan, más al compararla con la de su hija Eugenia, que se celebró solo cinco meses después.

Kay contaba también que el primogénito de la reina una vez le confió: "El problema con mi hermano Andrés es que quiere ser igual que yo". Al parecer, según el experto, ese rol de segundón no casa con su personalidad, aunque por otra parte, "es un papel con muchos privilegios y ventajas y pocas responsabilidades".

Los príncipes Andrés y Eduardo de Inglaterra observan un desfile desde el palacio de Buckingham, en Londres, en junio de 2017.
Los príncipes Andrés y Eduardo de Inglaterra observan un desfile desde el palacio de Buckingham, en Londres, en junio de 2017.Max Mumby (Getty Images)

Sin embargo, quien más habría sufrido las dificultades que pueda conllevar formar parte de la familia real británica es el príncipe Eduardo, el más joven de los hijos de la reina, que se lleva más de 15 años con su hermano mayor.

La biógrafa del pequeño de los Windsor, Ingrid Seward, relata una triste anécdota sobre Eduardo. "Un año, por su cumpleaños, desayunó con la reina y no se dijeron nada. Ni tarjeta, ni regalo. Ella no sabía que era su cumpleaños", recoge el Daily Mail. Durante la emisión del documental, que copó la conversación en Twitter en Reino Unido, muchos espectadores se pusieron rápidamente del lado de Eduardo. Según el experto Richard Kay, "el problema con el príncipe Eduardo es que no es capaz de decidir si es Su Alteza Real o Eduardo Windsor. No sabe decir si es uno de nosotros o un miembro de la familia real".

Seward también cuenta que Carlos y Eduardo nunca han estado muy unidos, y el más joven se sentía a menudo aislado y "muy solo en el palacio de Buckingham". De hecho, según contó el diario Daily Telegraph, "los hermanos solían comunicarse a través de sus secretarios privados". El documental cuenta que solo se ven en verano, en Balmoral. 

Según cuenta Seward, una vez el príncipe Eduardo encontró algunos de los viejos kilts —la falda típica que visten los hombres en Escocia—del duque de Windsor en unas habitaciones de Buckingham. "Por supuesto, eran de un tipo de tartán que el príncipe de Gales podía usar debido a sus títulos, y pensó que sería divertido ponérselos", cuenta la biógrafa. Así, Eduardo bajó a cenar vestido con un kilt con el tartán característico del duque de Rothesay, el título oficial que poseen los herederos al trono de Escocia, un título que por tanto ostenta su hermano mayor. "Carlos se puso hecho una furia y le espetó: '¡Qué haces vistiendo eso! Soy el único que está autorizado a llevar a ese kilt. Es un kilt para el príncipe de Gales. Sube y quítatelo". 

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_