Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¡Qué bueno que viniste!

Los chicos en los años sesenta crecimos viendo las series americanas que llegaban dobladas al español desde México o Puerto Rico. Cuando nos juntábamos en la escuela repetíamos algunos de aquellos giros lingüísticos que escuchábamos. Uno muy recurrente era ¡qué bueno que viniste! Había quien despreciaba aquellas expresiones, calificándolas como “español macarrónico”. Años después, en los noventa, Antena 3 y Telecinco volvieron a emitir alguna de aquellas series, doblándolas de nuevo; pero uno, que dispone de los dos doblajes, prefiere sin duda el latino, no por su particular lenguaje —que también— sino por una mejor traducción del inglés. Ahora, una plataforma de televisión ha subtitulado una película mexicana para que la “entendamos” en España. En los años sesenta y setenta España entera, hasta el último rincón, veía estas series de singulares acentos. Nunca fue preciso poner letreritos.

Daniel Blasco Palacio. Tenerife

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >