Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Me preocupa la falta de papeles de edades intermedias para mujeres”

Tras 12 años trabajando en musicales, a la actriz le gustaría dar el salto a la televisión y al "teatro de texto"

Si le preguntan qué regalo le gustaría recibir en una caja muy pequeña, Mariola Peña (Sevilla, 1981) contesta con espontaneidad: "¡Un anillo! Aunque ahora mismo no tengo pareja, y es raro imaginarme un obsequio así sin saber quién podría entregármelo. Pero qué le voy a hacer, a veces me sale la vena clásica...". Aunque, cajas aparte, quizá uno de los mejores regalos que le han hecho nunca a la actriz, que hasta noviembre formó parte del elenco de Sueño de una noche de verano en el teatro Príncipe Gran Vía, fue el de debutar a lo grande en el mundo de los musicales: consiguió un papel protagonista en la gran producción homenaje a Mecano, Hoy no me puedo levantar. Desde entonces, lleva 12 años asentada en Madrid y ha encadenado un trabajo con otro. Sin embargo, asegura que todavía le quedan muchas metas interpretativas por las que luchar.

La actriz Mariola Peña.
La actriz Mariola Peña.

Pregunta. ¿Cómo consiguió que Nacho Cano la fichase para su musical?

Respuesta. Acababa de llegar a Madrid y me enteré de que en Hoy no me puedo levantar buscaban a otra protagonista porque hacían muchas funciones. Pensaba que no encajaba físicamente, no me parecía en nada a la actriz con la que me iba a alternar en el papel, pero como eran canciones que me conocía de toda la vida, decidí presentarme al casting y sonó la flauta. A Nacho Cano le gustó y estuve tres años.

P. Después de eso, supongo que se le abrirían muchas puertas.

R. He recibido muchos noes. Mi madre tiene una frase para cuando las cosas se complican: "Claro, hija, es que tú empezaste por lo más alto, de ahí solo podía ir a peor". Me lo dice convencidísima. Y es verdad, después de ser un protagonista en un musical de éxito, lo máximo que podía hacer era mantenerme, que no era poco.

P. Tras más de una década en la comedia musical, ¿qué más le gustaría hacer?

R. Ahora estoy en un momento bonito, porque sigo activa sobre las tablas. Pero llevo ya un tiempo planteándome que me apetecería hacer solo teatro de texto durante un periodo. Al igual que también quiero dar el salto a la tele. Creo que mi formación es buena, pero a veces necesitas un pequeño empujón para acceder a ciertos sitios. Es un mundo muy endogámico.

P. ¿Se presenta a castings?

R. De tele es complicado, porque necesitaría un representante para ello. Y ese es un problema recurrente: muchos actores estamos como locos buscando un buen representante que se adecue a nuestras necesidades. Sobre todo, porque las negociaciones son complicadas. Aunque pienses que eres muy válido, es muy difícil valorar cuando tienes que exigir cobrar más.

P. ¿Se van equiparando las pagas de actores y actrices?

R. Yo he tenido varios roles protagonistas en musicales y he llegado a cobrar bastante menos haciendo un protagonista que otros compañeros haciendo un papel secundario. No sé si era solo una cuestión de machismo o que ellos supieron pelear mejor su caché. Pero han sido muchos los trabajos en los que, a igual carga de trabajo, he cobrado menos que un compañero. Hay una gran desigualdad.

P. ¿Lo nota en algún aspecto más?

R. Tengo la sensación de que siempre interpreto papeles de la misma edad. Así que otro reto será cuando ya se me empiece a notar que no tengo 20, que tengo 37. No puede ser que pases de ser una jovencita a una señora mayor: faltan personajes intermedios.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >