Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La historia de Alfred y Amaia acaba entre lágrimas

La pareja surgida de 'Operación Triunfo' es fotografiada llorando a la salida de una gala y consumando una ruptura que se intuía desde hace semanas

Alfred y Amaia
Alfred García y Amaia Romero, en febrero de 2018. CORDON PRESS

Lo que empezó como solo un rumor se ha convertido en toda una tormenta de lágrimas entre Amaia Romero y Alfred García. Porque así, llorando desconsolados, ha acabado la pareja que hizo creer a media España en un amor que parecía sacado de una película. Con 18 y 20 años, hace ahora justo 12 meses, los cantantes se conocían en Operación Triunfo, se enamoraban y demostraban públicamente sus sentimientos. Ahora han roto. Su círculo más próximo confirma la noticia y, la revista Lecturas publica unas fotos en que se ve a la pareja entre lágrimas.

Ss escasas apariciones públicas hicieron que comenzara el rumor, pero la pista definitiva la dio la salida de Amaia de casa de Alfred con una caja en la que llevaba algunas de sus pertenencias. Ellos no vivían juntos (García sigue en casa de su padres, en el Prat de Llobregat, Barcelona), pero Romero tenía ciertas cosas en el domicilio de su hasta ahora pareja. Con todas ellas en una caja de cartón, se le vio abandonar el lugar cabizbaja y sola en un taxi.

Eso ocurría pocos días después de actuar en la Gala People in Red contra el sida en Barcelona. Entonces llamó la atención que no se fotografiaran en pareja, ni para los medios ni para ellos mismos, y que no compartieran fotos en las redes sociales. Allí estaban Ana Guerra y Agoney, compañeros de la Academia con los que Alfred no dudó en hacerse sonrientes selfies; y también Javier Ambrossi y Javier Calvo, Los Javis, profesores de la Academia con quienes Amaia apareció en algunas imágenes. Es decir, posaban con todos pero nunca juntos. Cuando la cantante fue preguntada por su compañero de Eurovisión, dijo que era "muy especial". Palabras insuficientes para demostrar si la relación seguía en pie o no.

La respuesta ahora parece clara: no. Lecturas publica una decena de fotografías de la pareja la noche de la gala, pero fuera del recinto y una vez acabada la misma. Los jóvenes aparecen llorando, en especial Alfred, al que se ve compungido mientras agarra de la cintura y de las manos a la que ya es su expareja. Él intenta besar a Amaia, pero ella le frena, ante lo que él se echa a llorar.

Ver esta publicación en Instagram

Familia. @agoney @anaguerra_ot2017 @peopleinredgala

Una publicación compartida de alfredgarcia (@alfredgarcia) el

"Alfred, por favor, tranquilo de verdad, que ya está", le dice Amaia a su compañero, como recoge la publicación. "No voy a dejar de quererte nunca", le dice ella, aunque también le dice: "No me lo estás poniendo nada fácil, de verdad, nada fácil. No puedo más. Yo sé muy bien lo que hago". Él no puede evitar decirle: "Es que me dejas así tirado...". Al final de la conversación, ella se marcha y él es consolado por Dulceida, una de las influencers que asistieron a la fiesta. 

Ni la pareja ni sus más íntimos se han pronunciado al respecto. Amaia ha sacado estos días una canción junto al grupo Carolina Durante, el primer tema en el que se la oye tras salir de la Academia de Operación Triunfo hace ya nueve meses. Pero, como es habitual en ella, sin declaraciones ni apenas movimientos en las redes sociales. Alfred está completamente centrado en su primer trabajo, que se llamará 1016 (el número de concursante que obtuvo en los castings de OT) y del que ayer anunciaba que verá la luz el 14 de diciembre. 

Ver esta publicación en Instagram

#1AñoDeCityOfStars @operaciontriunfo @amaia

Una publicación compartida de alfredgarcia (@alfredgarcia) el

A mediados de noviembre, hace escasos días, Alfred escribía un emotivo texto para conmemorar el año de City of Stars, la canción de la banda sonora de La La Land que la pareja cantó en OT y que unió sus destinos. "Fue esa noche de hace justo un año... El comienzo de otras miles de mágicas noches más. City of Stars fue la primera canción que nos unió, de muchas otras que ahora nos unen. Pero esa es única. No sabíamos lo que estaba pasando fuera de esa academia, a la que tanto le debemos, pero sí que sabía que de una canción tocada a cuatro manos podíamos tocar los corazones de muchos y parar el tiempo unos minutos", relataba entonces García. 

"Gracias a todos por recibir todo nuestro amor con más amor", seguía. "Porque las historias solo existen si a alguien le emocionan. A mí aún me emociona. Gracias a todxs por hacerla eterna. Os agradezco todo el cariño con el que habéis participado en esta historia. Y como no, a mi compañera Amaia, por ser el acorde que completa mi canción". Lo que entonces parecían unas palabras de amor eran un último intento por salvar una relación que, por el momento, parece que ha tocado su nota final. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información