Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las mujeres que luchan por la igualdad en Eslovaquia
6 fotos

Las mujeres que luchan por la igualdad en Eslovaquia

Una profesora universitaria, una líder sindicalista y dos funcionarias del Departamento de Igualdad reclaman mayores avances para la mujer en el país centroeuropeo

  • La profesora Svetlana Fialova, 33 años, volvió en septiembre, tras unas vacaciones en la isla de Rodas y en Nueva York, para iniciar su tercer curso como profesora universitaria en Kosice, la segunda ciudad de Eslovaquia. Esta docente de Artes Visuales descubrió poco antes de comenzar el curso que sus tres nuevos compañeros, tres hombres, iban a empezar con un salario mayor al suyo. Sin intención de perjudicar a sus compañeros, Fialova denunció su situación, primero en un post en Facebook y después con una queja formal que todavía espera respuesta. Su compañera Eva, la única otra mujer que trabaja en su departamento, le informó de que ella también se encontraba en la misma situación.
    1La profesora Svetlana Fialova, 33 años, volvió en septiembre, tras unas vacaciones en la isla de Rodas y en Nueva York, para iniciar su tercer curso como profesora universitaria en Kosice, la segunda ciudad de Eslovaquia. Esta docente de Artes Visuales descubrió poco antes de comenzar el curso que sus tres nuevos compañeros, tres hombres, iban a empezar con un salario mayor al suyo. Sin intención de perjudicar a sus compañeros, Fialova denunció su situación, primero en un post en Facebook y después con una queja formal que todavía espera respuesta. Su compañera Eva, la única otra mujer que trabaja en su departamento, le informó de que ella también se encontraba en la misma situación.
  • Cuando cumplió los 30, Fialova decidió regresar a Kosice, su ciudad natal, y encontró trabajo en la Facultad de Artes. Lo que más disfruta de su profesión es la cercanía con los alumnos. Explica que sus clases suelen tener una clara mayoría de alumnas, pero que tanto su facultad como el resto de la universidad están claramente dominadas por los hombres. Fialova cree que las eslovacas que vivieron la etapa comunista son más conformistas. “No han luchado nunca por sus derechos como mujer”, sostiene. La profesora confía en que sea la nueva generación la que lidere el cambio por un futuro mejor para la mujer.
    2Cuando cumplió los 30, Fialova decidió regresar a Kosice, su ciudad natal, y encontró trabajo en la Facultad de Artes. Lo que más disfruta de su profesión es la cercanía con los alumnos. Explica que sus clases suelen tener una clara mayoría de alumnas, pero que tanto su facultad como el resto de la universidad están claramente dominadas por los hombres. Fialova cree que las eslovacas que vivieron la etapa comunista son más conformistas. “No han luchado nunca por sus derechos como mujer”, sostiene. La profesora confía en que sea la nueva generación la que lidere el cambio por un futuro mejor para la mujer.
  • Fialova, formada durante seis años en Londres y otros tres en Praga, compagina su trabajo como profesora universitaria de Artes Visuales con su carrera profesional como dibujante de arte figurativo. En su estudio, en el centro de Kosice, Fialova nos explica que el apoyo que le brinda el Ministerio de Cultura le permite desarrollar su arte. Por su trabajo como docente universitaria solo percibe 600 euros mensuales, 120 más que el salario mínimo en el país centroeuropeo.
    3Fialova, formada durante seis años en Londres y otros tres en Praga, compagina su trabajo como profesora universitaria de Artes Visuales con su carrera profesional como dibujante de arte figurativo. En su estudio, en el centro de Kosice, Fialova nos explica que el apoyo que le brinda el Ministerio de Cultura le permite desarrollar su arte. Por su trabajo como docente universitaria solo percibe 600 euros mensuales, 120 más que el salario mínimo en el país centroeuropeo.
  • Olga Pietruchova dirige el Departamento de Igualdad de Género e Igualdad de Oportunidades del Ministerio de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia desde 2011. En su despacho en Bratislava, la capital del país, esta funcionaria de 56 defiende los resultados logrados en materia de desigualdad salarial entre hombres y mujeres. Pietruchova argumenta que el incremento de las inspecciones laborales han contribuido notablemente a reducir la brecha, que hoy ya es menor que la de Reino Unido o Alemania. Pietruchova también explica que los sectores en los que más trabaja la mujer (educación, trabajo social, gestión administrativa...) suelen tener salarios muy precarios, y que es en las zonas rurales del país donde es más difícil luchar contra las irregularidades.
    4Olga Pietruchova dirige el Departamento de Igualdad de Género e Igualdad de Oportunidades del Ministerio de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia desde 2011. En su despacho en Bratislava, la capital del país, esta funcionaria de 56 defiende los resultados logrados en materia de desigualdad salarial entre hombres y mujeres. Pietruchova argumenta que el incremento de las inspecciones laborales han contribuido notablemente a reducir la brecha, que hoy ya es menor que la de Reino Unido o Alemania. Pietruchova también explica que los sectores en los que más trabaja la mujer (educación, trabajo social, gestión administrativa...) suelen tener salarios muy precarios, y que es en las zonas rurales del país donde es más difícil luchar contra las irregularidades.
  • Lubica Rozborova trabaja con Olga Pietruchova en el Departamento de Igualdad de Género e Igualdad de Oportunidades. Tras haber vivido varios años en Noruega, Rozborova cree que los avances de la mujer en Eslovaquia deben acelerarse. Preocupada por la violencia contra la mujer, Rozborova trabaja tratando de concienciar a las jóvenes eslovacas sobre los peligros tecnológicos. El país tiene uno de los índices de ciberacoso y porno venganza (difusión de imágenes sexuales sin consentimiento) más altos de entre todos los países comunitarios. A Rozborova le inquieta que en su país siga siendo habitual la doble victimización en los casos de violencia sexual.
    5Lubica Rozborova trabaja con Olga Pietruchova en el Departamento de Igualdad de Género e Igualdad de Oportunidades. Tras haber vivido varios años en Noruega, Rozborova cree que los avances de la mujer en Eslovaquia deben acelerarse. Preocupada por la violencia contra la mujer, Rozborova trabaja tratando de concienciar a las jóvenes eslovacas sobre los peligros tecnológicos. El país tiene uno de los índices de ciberacoso y porno venganza (difusión de imágenes sexuales sin consentimiento) más altos de entre todos los países comunitarios. A Rozborova le inquieta que en su país siga siendo habitual la doble victimización en los casos de violencia sexual.
  • Monika Uhlerova es vicepresidenta de la Confederación de Sindicatos de Eslovaquia. La sindicalista cree que la reducción de la brecha salarial de género se ha estancado en los últimos debido a la falta de nuevas medidas. Uhlerova reclama muchas más prestaciones sociales orientadas al desarrollo de la mujer y de la infancia. "Más guarderías, más ayudas a las madres solteras", reclama en su despacho de Bratislava. Uhlerova, la segunda mujer en ocupar su cargo, explica que muchas mujeres eslovacas están dispuestas a cobrar un salario menor que sus colegas del sexo opuesto con tal de estar empleadas. "Hace falta más espíritu crítico", sostiene.
    6Monika Uhlerova es vicepresidenta de la Confederación de Sindicatos de Eslovaquia. La sindicalista cree que la reducción de la brecha salarial de género se ha estancado en los últimos debido a la falta de nuevas medidas. Uhlerova reclama muchas más prestaciones sociales orientadas al desarrollo de la mujer y de la infancia. "Más guarderías, más ayudas a las madres solteras", reclama en su despacho de Bratislava. Uhlerova, la segunda mujer en ocupar su cargo, explica que muchas mujeres eslovacas están dispuestas a cobrar un salario menor que sus colegas del sexo opuesto con tal de estar empleadas. "Hace falta más espíritu crítico", sostiene.

Más información