Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así fue la fiesta de Bottega Veneta en Madrid

La firma italiana celebró ayer su primer gran evento en la ciudad a propósito de la apertura de su nueva tienda en la calle Serrano reuniendo a ‘celebrities’, personalidades de la moda y clientes de toda la vida

Gala González, en el centro, con Pelayo Díaz, a su izquierda, y el marido de este, Andy McDougall, a su derecha.
Gala González, en el centro, con Pelayo Díaz, a su izquierda, y el marido de este, Andy McDougall, a su derecha.

El secreto de una buena fiesta reside en cumplir a rajatabla una sola norma: reunir a gente de distinto pelaje que represente el espíritu del anfitrión que la auspicia. Y eso es, precisamente, lo que sucedió ayer jueves en la celebración de la fiesta que Bottega Veneta ofreció en Madrid. La firma, que desde el pasado julio tiene a Daniel Lee como nuevo director creativo, reunió a celebrities, primeros espadas de la moda y clientes de toda la vida para festejar el made in Italy y la artesanía por todo lo alto. 

La primera gran fiesta de Bottega Veneta en Madrid terminó por todo lo alto, literalmente. Algunos invitados se subieron a la cabina a bailar y a despedir una velada que se recordará como una de las mejores del otoño

Pasaron por el photocall el interiorista Pascua Ortega, Pepe Barroso Silva (que coincidió en la fiesta con su padre, Pepe Barroso), el huracán Rossy de Palma (quien dominó el photocall como solo unos cuantos saben), Jan Cornet o Tamara Falcó, quien reconoció que llevó “algo prestado” de su madre, Isabel Preysler, justo antes de reencontrarse con Boris Izaguirre.

También asistieron los intérpretes Jorge Suquet y Bárbara Lennie, recién llegada del Festival de Cine de San Sebastián. Gala González, la it girl patria que encendió la mecha del negocio de las influencers en nuestro país, hizo pandilla con su grupo de toda la vida (Miranda Makaroff, Pelayo Díaz, la estilista Ángela Esteban Librero) y se reencontró con amigos a los que hacía tiempo no veía, como Pol Monen. El actor, que el próximo 9 de noviembre estrena en la película Tu hijo en la Semana del Cine de Valladolid (Seminci) y próximamente aparecerá en las páginas de ICON, reconoció que “hacía tres o cuatro años que no veía a Gala, desde Nueva York”.

La estiista Natalia Ferviú.
La estiista Natalia Ferviú.

Junto con las celebridades que arrasan en Instagram, los clientes de toda la vida también contribuyeron a que el termómetro de la elegancia subiera. Un cásting que brilló entre las paredes de hilo metálico de La Fundación Giner de los Ríos, una de las joyas arquitectónicas de la capital, y escenario del viaje que la casa italiana ofreció a los invitados. Bottega Veneta quiso que explorasen su universo con un recorrido a través de seis estancias donde se podían descubrir de primera mano las 15 fragancias premium de la firma (inspiradas en la vegetación que abraza la región del Véneto), el mimo con el que los artesanos trabajan el icónico intrecciato (el cuero trenzado marca de la casa), además de la minuciosa labor de joyería y la delicadeza con la que arman cada modelo de sus colecciones de gafas.

Pero sin duda, una de las estancias más divertidas fue el estudio de fotografía que Bottega Veneta construyó para bailar bajo la luz de los neones y llevarse, de recuerdo, un gif que conmemoraba la velada. Miren sino el Instagram Stories de Icon y vean como la pareja de actores formada por Stany Coppet y Dolores Chaplin lo dieron absolutamente todo.

La Fundación Giner de los Ríos fue el lugar escogido por Bottega Veneta para su gran fiesta en Madrid.
La Fundación Giner de los Ríos fue el lugar escogido por Bottega Veneta para su gran fiesta en Madrid.

La noche estuvo regada con cócteles, reencuentros, risas, abrazos y mucha música. Al lado de la cabina –pincharon el fotógrafo Pascal Moscheni, Miranda Makaroff y Francesco Souriges– se congregaron bailarines como el director y músico Diego Postigo, su colega de profesión Inés de León, la estilista Natalia Ferviú o la artista argentina Pilar Zeta.

En la fiesta picharon el fotógrafo Pascal Moscheni y la diseñadora Miranda Makaroff.
En la fiesta picharon el fotógrafo Pascal Moscheni y la diseñadora Miranda Makaroff.

La primera gran fiesta de Bottega Veneta en Madrid terminó por todo lo alto, literalmente. Algunos invitados se subieron a la cabina a bailar y a despedir una velada que se recordará como una de las mejores fiestas del otoño en Madrid.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fe de errores

ue