Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Coordinado por Carolina García

Un chip que da a las personas mayores más tiempo para cruzar semáforos

El sistema se estrena en Ebersberg (Alemania) y alarga de 10 a 16 segundos la duración de la luz verde

Una pareja cruza un paso de peatones en Alemania.
Una pareja cruza un paso de peatones en Alemania.

Hace tres años, Thomas John un activo ciudadano de Ebersberg, una pequeña ciudad bávara de 12.000 habitantes, tuvo una visión que lo cautivó. En una calle céntrica de la ciudad de Singapur, John observó que numerosos ancianos y personas con dificultades para caminar, cada vez que se disponían a cruzar la calle, utilizaban un chip que alargaba el tiempo que dura la luz verde de los semáforos.

“El procedimiento me fascinó y comencé a averiguar quién era el fabricante del chip”, dijo John a El País, durante una conversación telefónica. “Resultó ser una firma alemana”. De regreso en Ebersberg, John buscó el apoyo de las autoridades de la ciudad para implantar en la ciudad el uso del famoso chip. Los trámites duraron dos años y la semana pasada, la ciudad celebró con orgullo, el uso del chip, que alarga de 10 a 16 segundos la duración de la luz verde de dos semáforos ubicados en sendos cruces estratégicos de la principal avenida de la ciudad.

“En todo el mundo hay solo tres ciudades que utilizan este método: Hong Kong, la ciudad de Singapur y Ebersberg. En Singapur, ya es una práctica común. Así que me dije a mí mismo, cuando llegue a casa, lo comprobaré", dijo John. "Tenemos una situación de tráfico extrema en Ebersberg. Alrededor de 14.000 vehículos circulan por la ciudad todos los días”.

El uso del chip en los semáforos convirtió a la pequeña ciudad bávara en un pequeño paraíso para las personas de la tercera edad y aquellas que tienen una movilidad reducida, una realidad que fue comentada por el alcalde de la ciudad, Walter Brilmayer, el día de la inauguración

"Por una parte, hay mucho tráfico y, por otra, es necesario que los ciudadanos puedan cruzar la calle con seguridad", dijo el alcalde. “Con este sistema, el peatón puede ganar seis segundos y que el semáforo dure un total de 16”.

Más de una decena de personas se han hecho ya con este nuevo sistema, que inicialmente tiene un periodo de prueba de un año. El alcalde, sin embargo, espera que la cifra aumente, en la medida en que hay registradas unas 400 personas en Ebersberg con movilidad reducida.

Todas las personas que deseen tener el chip deben pagar una fianza de 10 euros al ayuntamiento, un dinero que les será devuelto, si el proyecto piloto se cancela al cabo de 12 meses.

“Creo que el proyecto tendrá éxito por dos razones. Garantiza la seguridad de las personas cuando cruzan una calle y también hay varias otras ciudades en el país que están interesadas en hacer lo mismo”, dijo John.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información