Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlota Casiraghi se apunta a la teoría de las ‘malas madres’

La hija de Carolina de Mónaco, gran amante de la filosofía, reflexiona sobre el instinto maternal y la relación con el cuerpo durante la recta final de su embarazo

Carlota Casiraghi
Carlota Casiraghi en el CSI2 Monte Carlo Grand Prix, en Mónaco, en junio.

La hija de Carolina de Mónaco se apunta a la teoría de las malas madres. Carlota Casiraghi, embarazada de su segundo hijo, reflexiona sobre las preocupaciones de la maternidad y asegura que es necesario cambiar la visión que la sociedad tiene sobre el papel de la madre y la relación de esta con el hijo. “Se da por hecho que todas las mujeres tienen instinto maternal. La maternidad es un aspecto de la relación con la otra persona, pero eso puede convertirse en odio o en amor. Sin embargo, no solo está la opción de la madre como un monstruo o la madre como una santa, la mayoría de mujeres están en un punto medio”, dice en la edición alemana de la revista Vogue, donde protagoniza la portada del mes de septiembre.

La sobrina de Alberto de Mónaco habla, además, de que en esta faceta es muy importante el periodo de gestación, donde la mujer –y el hombre– tienen que reconciliarse con su cuerpo. “Siempre se habla de la figura de la madre, pero raramente de la madre embarazada, la que tiene un bebé en su vientre, y de la realidad del cuerpo en su sentido más amplio. La forma en la que nos comportamos y nos relacionamos las mujeres con este cuerpo y la manera en la que lo hacen los hombres”, explica.

Carlota Casiraghi es una gran amante de la filosofía, hasta el punto de haber dicho que esta ha cambiado su vida. Se licenció en esta especialidad en la Sorbona, una pasión que descubrió en el instituto de la mano del crítico de Libération Robert Maggiori. Precisamente con él organiza los Encuentros Filosóficos de Mónaco, que se han convertido en una de las citas preferidas de la hija de Carolina de Mónaco. 

Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam en el baile de la rosa de Mónaco en 2018. ampliar foto
Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam en el baile de la rosa de Mónaco en 2018.

Casiraghi no ha sido la única que ha hablado sobre la maternidad últimamente. Su expareja, el cómico Gad Elmaleh, y padre de su primer hijo Raphaël, que pronto cumplirá cinco años, ensalzaba esta faceta de la princesa monegasca. “Siempre somos una familia. Carlota es la madre de mi hijo y es una madre maravillosa”, reconocía el actor en el periódico alemán Bild am Sonntag.

La nieta de Grace Kelly, de 31 años, está en la recta final del embarazo del que será su segundo hijo, fruto de su relación con el productor de cine Dimitri Rassam, hijo de la actriz Carole Bouquet. La pareja tenía previsto casarse este verano, pero ha tenido que aplazar la boda ya que Rassam todavía no ha obtenido el divorcio de su primera esposa y madre de su hija, la modelo rusa Masha Novoselova.

Dimitri y Carlota decidieron oficializar su relación posando juntos en la última edición de los Premios César, en marzo. Era la primera vez que se dejaban fotografiar voluntariamente pese a que comenzaron su relación un año antes. Poco después volvían a ponerse ante las cámaras en el tradicional Baile De la Rosa, donde ambos captaron a la atención de todos los objetivos y confirmaron su inminente matrimonio.

Más información