Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La quinta columna

Todo apunta a que la Casa Blanca está igual que la película del incombustible Tom Hanks, aquella titulada Esta casa es una ruina.

Parece que se ha establecido una quinta columna en su interior cuyo anónimo representante ha publicado un artículo que deja al descubierto lo que todos presumimos y que encaja perfectamente en los titulares continuos que le preceden: la Administración estadounidense es un caos.

Puedes ser exitoso con una fórmula bully empresarial, pero gobernar y representar a un país, y qué país, es otra cosa. Se necesitan grandes dosis de sentido común, de dignidad y de humildad transmitida por la enormidad de la encomienda, se necesita también honestidad y vocación de servicio público a todos los ciudadanos, remontando las diferencias y encontrando soluciones que logren aproximarnos a esa eterna persecución de la felicidad.

Estamos ante un nuevo Atila, rey en este caso no de los hunos sino de sí mismo, que por donde galopa no crece más la hierba y que, después de él, dice que vendrá el diluvio.

Luis Peraza Parga

Kansas City, Misuri, EE UU

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.