Valls prepara el salto a Barcelona con su nueva pareja, Susana Gallardo, según ‘Paris Match’

El semanario dedica la última portada al exprimer ministro francés, posible candidato a la alcaldía de su ciudad natal. Ella ha estado casada tres décadas con el dueño de Pronovias

Manuel Valls, con Susana Gallardo.
Manuel Valls, con Susana Gallardo.
Más información
Manuel Valls se separa y 24 horas después presenta a su nueva novia
Doble divorcio en el imperio de las bodas
Pronovias contempla irse de Cataluña en caso de independencia

Una portada en Paris Match ostenta, en Francia, casi el rango de anuncio oficioso. En la intersección del mundo político y el universo people, el semanario es el escenario donde se exponen los dramas y la alegrías de sus protagonistas, la pantalla donde éstos proyectan su lado humano a un público más amplio que el de la sesuda prensa de París.

La portada del último número, publicado este miércoles, la ocupa la foto de un hombre en camisa blanca y con gafas de sol y detrás suyo una mujer, con gafas de sol también y melena rubia. “Manuel Valls, Susana, su nuevo amor. Con ella parte a la conquista de Barcelona”, dice el titular. Una fotografía más pequeña les muestra a ambos en bañador y con una actitud amistosa. “La felicidad en España”, resume el pie de foto.

La portada —la vida privada de un exprimer ministro y hoy diputado francés— no tendría mayor interés si no fuese porque Manuel Valls contempla presentarse a las elecciones municipales de 2019 en Barcelona, su ciudad natal. Y si no fuese porque, según Paris Match, su nueva pareja —Susana Gallardo, presentada como mujer de negocios catalana, heredera de los laboratorios Almirall, exesposa de Alberto Palatchi, patrón de Pronovias, y comprometida con la causa de la unidad de España— puede ser una aliada del político franco-catalán en la lucha por conquistar la alcaldía de Barcelona.

Valls no ha confirmado la información de Paris Match, adelantada en agosto por algunos medios españoles. “De mi vida privada no digo nada”, dijo a EL PAÍS.

En una conversación con este diario en julio, el exprimer ministro francés dio a entender que los factores personales influirían en su decisión sobre si presentarse o no a las elecciones barcelonesas. “Todavía no he decidido si ser candidato en Barcelona. Me doy todavía unas semanas de reflexión”, explicó.

Paris Match dedica ocho páginas interiores, con abundancia de fotos, a la supuesta relación de Valls con Gallardo. El reportaje recurre a tópicos de la españolidad más pintoresca. Habla de “la reconquista” —sentimental y política, se entiende— de Valls en España, y lo llama “el bello hidalgo”. Muestra fotos de la pareja en Marbella y en Menorca. Recuerda que el exprimer ministro estuvo casado con una profesora de escuela, Nathalie Soulié, madre de sus cuatro hijos, y con la violinista Anne Gravoin. El pasado abril se dio a conocer que su pareja era la diputada de La República en marcha (LRM) —el partido del presidente Emmanuel Macron— Olivia Grégoire, uno de los valores en alza del macronismo. Valls, que como ministro del Interior y después primer ministro, fue una de las figuras más destacadas del Partido Socialista, que abandonó, está adscrito como diputado a la mayoría presidencial, aunque no pertenece a LRM.

Según Paris Match, un amigo común presentó a Valls, de 57 años, y a Gallardo, de 53, en Menorca, hace unas semanas. “Desde entonces, no se separan”, se lee en el semanario. “Su amor naciente no tiene vocación de mantenerse escondido”, dice en otro momento. Gallardo aparece descrita como una “figura de la alta burguesía catalana”, casada durante tres décadas con Palatchi, “vigésimosexta fortuna de España”, “apegada, como [Valls], a una España unida”, “elegante, rica, introducida en las redes culturales, transgresora si es necesario”, y “con temperamento”. Cita un vídeo en YouTube en el que se ve una mujer —según el semanario, Susana Gallardo— jactándose de haber votado cuatro veces en el referéndum independentista del 1 de octubre de 2017.

Valls, hijo del pintor catalán Xavier Valls y de Luisa Galfetti, nacida en Suiza, se nacionalizó francés a los 20 años y en Francia hizo carrera política, hasta llegar casi a la cúspide. Pero nunca perdió el contacto con Barcelona. Fue primer ministro entre 2014 y 2016, pero perdió en las primarias socialistas para las presidenciales de 2017, que llevaron a Emmanuel Macron al Palacio del Elíseo.

Ahora prepara el salto —insólito en la política europea— a su país de origen. Apoyado por el partido de Ciudadanos, pero con la voluntad, dice, de presentar una candidatura transversal. La decisión debe llegar en las próximas semanas, meditada durante este verano en España. Y va más allá de los cálculos políticos: implica un cambio de vida. Lo avisó antes de la pausa estival: “Es una reflexión personal y política”.

Sobre la firma

Marc Bassets

Es corresponsal de EL PAÍS en París y antes lo fue en Washington. Se incorporó a este diario en 2014 después de haber trabajado para 'La Vanguardia' en Bruselas, Berlín, Nueva York y Washington. Es autor del libro 'Otoño americano' (editorial Elba, 2017).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS