Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susanna Griso, angustiada por la expectación que ha provocado la adopción de su hija

La presentadora de ‘Espejo público’ revela cómo fue el primer encuentro con la niña a quien recogió en abril en Costa de Marfil: "Fue una experiencia muy fuerte, solo había visto tres fotos"

Susanna Griso
Susanna Griso en una imagen del pasado mes de marzo. GtresOnline

El pasado 23 de abril Susanna Griso no acudió a su cita matinal con los espectadores de Espejo público, el programa de Antena 3 que conduce desde diciembre de 2006. Existía un motivo poderoso que justificaba su ausencia: la presentadora, junto a su marido Carlos Torras y sus dos hijos, Jan de 15 años y Mireia de 13, habían iniciado un viaje a Costa de Marfil para recoger a su nueva hija, una niña de cinco años que por fin llegaba a la familia tras ocho años de trámites y esperas.

Desde entonces el nuevo miembro de la familia ha ido apareciendo en imágenes cotidianas junto a la periodista y sus hermanos. Y Susanna Griso ha ido hablando de la alegría de su nueva maternidad con naturalidad pero sin entrar en grandes detalles.

La frase “Tanto tiempo buscándonos” que publicó en su cuenta de Instagram junto a una fotografía de la mano de la niña y la suya unidas, fue el comienzo de esta aventura personal que ha llenado de alegría la vida de la presentadora a tenor de las imágenes que pueden verse de ella en compañía de su hija.

Ahora la periodista de Antena 3 ha revelado algunos detalles más de la experiencia que está viviendo en una entrevista a Fashion & Arts Magazine de La Vanguardia. Sobre el momento en el que fue a recoger a su hija afirma que lo único que pidió es “que la incorporación no fuese muy difícil, porque no sabía lo que me iba a encontrar, no la había conocido previamente. Fue una experiencia muy fuerte, ir a buscar a tu hija sin haber visto más que tres fotos. La recoges un lunes y ese mismo día ya duerme contigo”.

También detalla que el deseo de adoptar “es de siempre. Desde que tengo recuerdo”. “Toda la vida he creído que yo tenía que adoptar, porque siempre he pensado que había alguien esperándome o yo esperándolas a ellas”, explica. “La adopción no es en ningún caso un acto de caridad, es algo que me repatea escuchar. Tampoco es un acto de solidaridad. Para mí es un acto de amor, y lo vivo así, como una gran historia de amor”.

Susanna Griso y su hija, el pasado mes de mayo.
Susanna Griso y su hija, el pasado mes de mayo. GtresOnline

En el mismo encuentro desvela el nombre de su hija: “Se llama Dorcette, pero el día de mañana no sé… porque el nombre es complicado para la gente. Ahora no se lo quiero cambiar porque es su mochila. Si ella quiere cambiarlo en el futuro que lo haga”.

La presentadora reconoce que le ha sorprendido la expectación que ha generado su nueva maternidad y que en algunos momentos le ha hecho sentirse incómoda: “No sé si es por la edad –tiene 48 años– o porque es una niña adoptada, pero se ha creado una expectación que para mí ha sido muy difícil de llevar. Desde que se filtró la noticia tengo paparazis en la puerta, ofertas millonarias por la exclusiva… Eso me genera muchísima angustia porque siempre he sabido lidiar con las cuestiones personales, y se me ha respetado el ámbito familiar. Siempre he puesto ese límite, y hasta ahora se había respetado, pero en estos últimos meses lo he perdido”.

Pero hasta estos inconvenientes no le quitan motivos para sonreír y todo compensa cuando recuerda el primer encuentro y el primer abrazo entre Dorcette y ella: “Impresionantes. Nunca pensé que iba a ser tan fácil la comunicación con todo lo que implica, para ellos es un shock emocional muy grande y un punto de trauma”, afirma Susanna Griso en la citada entrevista.

La periodista y su esposo habían mantenido todo el proceso de adopción en el ámbito privado hasta el pasado mes de septiembre cuando en la presentación de la nueva temporada de Espejo Público, compañeros de profesión le preguntaron sobre su intención de ampliar la familia. “Es una pregunta que cae todos los años por parte de mis compañeros y que ya debería llevar preparada, pero me pillaron en blanco y dudé. Por eso han estado investigando y han descubierto que llevo ocho años en un proceso de adopción”, reconoció entonces.

Susanna Griso y Carlos Torras se casaron en 1997 y, un año después, la pareja catalana se instalaba en Madrid porque ella comenzaba a presentar los informativos de Antena 3 junto a Matías Prats. Torras es guionista, productor y director, y sus mayores éxitos los ha cosechado en esta última faceta estando al frente de espacios como Conexión Samanta o Hay una cosa que te quiero decir.