Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eufemismos políticos

Los dirigentes de los partidos políticos, independientemente del signo que sean, no dejan de sorprendernos. Utilizan continuamente eufemismos en vez de llamar a las cosas por su verdadero nombre. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero negó hasta límites insospechados la crisis en la que nos encontrábamos y la calificaba como “desaceleración económica”; cuando el Gobierno de Mariano Rajoy entró a saco con las privatizaciones las llegó a calificar como “externalizaciones”. Los partidos tradicionales han llegado, incluso, a calificar el déficit económico como “crecimiento negativo”. Por si todo esto fuera poco, el equipo de gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha rizado el rizo llegando a definir los recortes —esos que tanto criticaba antes de llegar al poder— como “ajustar o reprogramar inversiones”. ¿Hasta cuándo vamos a aguantar tantos juegos lingüísticos?— José Manuel Mingo Jiménez. Bilbao.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.