Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vuelve el riesgo de incendios forestales

Vuelve el calor y, con él, el riesgo de incendios en nuestros montes. Durante todo el año quizá no se hace lo suficiente para prevenirlos, con lo cual, cuando llega la canícula veraniega, con el mercurio por encima de los 40 grados, poco o nada se puede hacer para que el número de hectáreas quemadas vaya disminuyendo. En 2017 ardieron más de 75.000 hectáreas, más del doble que el año anterior, siendo Galicia la comunidad que más se ve afectada. La escasa dotación de medios, la nula inversión en prevención, los recortes, la ley forestal y un cúmulo de factores hacen que nuestros montes sean una bomba de relojería dispuesta a estallar en cualquier momento.— Patricio Simó.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.