Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Doctor Frankestein (Jr.), supongo

La icónica película de Mel Brooks 'El jovencito Frankenstein', estrenada en los años setenta, se convirtió en musical en 2007. Este año tendrá su primera versión en español, en Madrid

Igor en un momento del montaje londinense de 'El jovencito Frankenstein'.
Igor en un momento del montaje londinense de 'El jovencito Frankenstein'.

Un hombre que quiere limpiar su apellido familiar. Un jorobado irónico y bizco. Una joven científica y con tetazas. Un monstruo. Varios cerebros. Una boda. Y Mel Brooks. Los entresijos de El jovencito Frankenstein son muy apetecibles.

Esta película, estrenada en 1974, narraba cómo Frederick, el nieto del doctor Víctor Frankenstein, el de Mary Shelley, regresaba a Transilvania —sí, a Transilvania para solucionar el típico asunto de la herencia familiar. En el castillo de su ancestro le invade un fervor científico y decide replicar el experimento de su abuelo. Todo sale mal. Tan mal que sale bien. A pesar del tiempo, su humor —fino, chusco, referencial… Alberga diversas tipologías— sigue funcionando. Tanto, que en 2007 decidieron adaptarlo al teatro. El mismo Mel Brooks se implicó en su adaptación y salió un musical. Tuvo éxito. Brooks sigue supervisando cada nuevo montaje: ahora mismo se puede ver una versión en el West End londinense; en noviembre, llegará a Madrid.

“Sí, hemos tenido que presentar el proyecto a Mel Brooks”, confirma Esteve Ferrer, director de la versión española de El jovencito. Ferrer había visto en el teatro la versión de Broadway. También la de Londres. “Es un material estupendo. Mel Brooks hizo la adaptación casi 20 años después del estreno de la película. Y creo que su propia revisión mejora la historia”, opina Ferrer. “Escogió el género musical y le añadió más parodia: no hay nada que incite más a la comedia que los protagonistas se pongan a cantar”, añade.

Adaptar los juegos de palabras, manteniendo las dosis de humor, y a ritmo de los acordes musicales no es fácil. “Vas con un formato cerrado, que es la historia, pero luego hemos tenido libertad para crear todo”. En algunas grandes producciones el musical tiene unas normas muy severas: se busca replicarlo. En el caso de El jovencito hay que adaptar la historia y sincronizar idioma, métrica, rimas y humor. “Hemos respetado mucho los tempos musicales”, apunta Ferrer, que ha trabajado con Silvia Montesinos. Ambos se marcaron como tarea principal replicar los mecanismos que hacían reaccionar al público en la versión inglesa. “Tienes que coger la síntesis de las canciones y hacer que fluyan en castellano”, cuenta Ferrer. "Teniendo en cuenta que hay frases míticas que no se pueden cambiar”. La legión de aficionados a la película no lo toleraría.

“El éxito de La Familia Addams nos ha facilitado acercarnos a este proyecto”, apuna Iñaki Fernández, al frente de Let´s Go, productora detrás de Dirty Dancing, La familia Addams (también dirigida por Ferrer) o la saga The Hole y que ahora se ha lanzado con El jovencito. Aunque se trata de una película muy conocida, el musical se ubica entre los títulos alternativos. No es un El Rey León, Los Miserables, Grease o Billy Elliot. Tampoco es el único título con reminiscencias del off: en Barcelona se estrenó una maravillosa versión de El despertar de la primavera; las versiones de The Rocky Horror Picture Show triunfan en Madrid mientras que La familia Addams deslumbró primero en la capital y ahora sigue triunfando en su gira.

Víctor Ullate Roche interpretará a Frederik Frankenstein, el joven doctor del musical. ampliar foto
Víctor Ullate Roche interpretará a Frederik Frankenstein, el joven doctor del musical.

"Es un título atrevido, pero creo que tiene todos los ingredientes para triunfar", añade Fernández. Habla desde Londres, a las puertas del Garrick Theatre, minutos antes de ver la versión inglesa del musical. Si Londres es la capital indiscutible del género en Europa, Madrid se ha convertido en una referencia indiscutible con respecto al teatro musical. El año pasado hubo cinco grandes producciones en cartel mientras que el 21% de los turistas españoles que visitan a capital, lo hace para ver un musical (representan el 31% de pernoctaciones), según datos de turismo de la Comunidad. Ferrer considera que “en España ya tenemos la mayoría de edad para no importar ni copiar los montajes sino para hacer nuestra lectura, nuestro particular homenaje con resultados igual de brillantes”.

Por ahora no pueden desvelar muchos detalles de la producción "aunque ya tenemos a todo el elenco y es espectacular", avanza Ferrer. Solo da el nombre del jovencito Frankenstein, que será interpretado por Víctor Ullate Roche. "El público se lo va a pasar en grande", añade el director artístico. A principios de noviembre (el día 9) ya se podrán ver las primeras funciones del musical, que se instalará en el Teatro Phillips de Gran Vía. "Pero el estreno oficial es el martes 13 de noviembre", apunta Iñaki Fernández recalcando el martes y 13: "Queríamos hacer una grandísima parodia y la fecha del estreno forma parte de ello". 

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.