Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se rompió la paz en la familia de Ángel Nieto

Su última pareja ha recibido 900.000 euros del seguro mientras los hijos de su primer matrimonio mantienen una reclamación penal que exculpe a su padre de toda responsabilidad en el accidente

En la imagen de la izquierda, Gelete Nieto (detrás) y su madre, Pepa, con Manuel, hermano de Ángel Nieto. A la derecha los dos hijos mayores del piloto con Belinda Alonso.

Quienes conocieron bien a Ángel Nieto, 13 veces campeón mundial de motociclismo, opinan que no estaría contento si pudiera ver que las personas que más le importaban en la vida pueden llegar a enfrentarse y acabar con una relación que parecía modélica. Para entender el conflicto que se está larvando entre los herederos del mítico piloto —fallecido el 3 de agosto de 2017 en un accidente de tráfico cuando paradójicamente conducía un quad en Ibiza durante sus vacaciones— se precisa saber quién es quién en esta familia en la que hay dos viudas.

En un lado están sus dos hijos mayores, Gelete (41 años) y Pablo (37), la madre de ambos, Pepa Aguilar, los hermanos del piloto, Manuel y Esperanza, e incluso su madre, a quien Nieto pagaba la residencia en la que está ingresada desde hace tiempo. En la otra, se encuentran Belinda Alonso, pareja de Ángel Nieto desde 1991, y su hijo Hugo, de 18 años.Los tres hermanos se han criado como tal pese a la diferencia de edad y Gelete y Pablo han tenido siempre relación cordial con Belinda Alonso. Pero no arreglar legalmente la relación de pareja está pasando ahora factura.

Angel Nieto
Belinda Alonso y Hugo Nieto, hijo menor del piloto Ángel Nieto. GtresOnline

De cara a las reclamaciones judiciales, a la aseguradora de la mujer que conducía el coche que impactó con el quad de Nieto, y al reparto de la herencia, existe una viuda, Pepa Aguilar (de quien Ángel Nieto no se separó nunca legalmente), y otra pareja, Belinda Alonso, que convivía con Nieto desde hace más de dos décadas pero a quien no le unía ningún tipo de documento oficial. El pasado 13 de abril, Belinda Alonso firmó un acuerdo con la compañía de seguros que cubre la responsabilidad civil del vehículo que provocó el accidente. Según el mismo, ella recibe 600.000 euros y Hugo, el hijo menor del piloto, 300.000 euros. Las indemnizaciones se determinan según el grado de parentesco de los herederos y en función de los ingresos de la víctima. Esta aceptación no invalida los derechos del resto de familiares directos de Ángel Nieto, pero sí rompe la línea común que habían seguido hasta ahora, ya que el acuerdo firmado incluye que Alonso ha reconocido una cuota de responsabilidad del campeón de motociclismo en el accidente.

Una decisión que ha extrañado a los dos hijos mayores del piloto: “Nosotros no sabíamos nada y nos ha sorprendido”, afirma Gelete Nieto, “porque entiendo que ese acuerdo dice que parte de la culpa del accidente la tuvo mi padre, algo con lo que no estamos de acuerdo y creíamos que Belinda tampoco”. Los hijos mantienen una reclamación judicial en la que reclaman responsabilidades penales en el siniestro de su padre por entender que “la investigación estaba inconclusa”, según manifestó a este periódico Antonio Miana, su abogado, a mediados del pasado mes de enero.

Angel Nieto
Gelete Nieto con su madre Pepa Aguilar en uno de los actos de homenaje a Ángel Nieto. GtresOnline

El mismo letrado explicó ayer que sus defendidos “no iniciarán ninguna reclamación por la vía civil hasta que la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca se pronuncie sobre estas responsabilidades penales”. Por su parte Gelete Nieto ha manifestado que no ha hablado con Belinda Alonso e interpreta que habrá llegado a este acuerdo porque “la cuantía de la indemnización la habrá parecido bien”.

Una decisión en la que ha podido influir que, a pesar de los años que Alonso ha convivido con el deportista, la Administración ha reconocido como viuda legal a Pepa Aguilar y como tal es ella quien recibe la pensión de viudedad del motociclista. Queda por ver cómo resolverán el resto de la herencia del piloto, de la que se sabe que ya está a la venta la casa que tenía en Ibiza.

Gelete, su hijo mayor, afirma que "se están realizando los trámites para arreglar todo el tema. Hay un testamento de mi padre y se respetará”.