Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Brasileños ante la falta de combustible
REUTERS
9 fotos

Brasileños ante la falta de combustible

Un grupo de ciudadanos consigue gasolina a las afueras de Brasilia tras las continuas subidas de precios, los gasolineros han anunciado una huelga para exigir que Petrobras cambie su política de precios

  • Paulo Henrique, de 15 años, posa con un bidón de gasolina que rellenó para su padre, que necesita ir al hospital.
    1Paulo Henrique, de 15 años, posa con un bidón de gasolina que rellenó para su padre, que necesita ir al hospital. REUTERS
  • Sergio Silva, de 18 años, posa con la gasolina que compró para el coche de su padre.
    2Sergio Silva, de 18 años, posa con la gasolina que compró para el coche de su padre. REUTERS
  • Patricia Vieira, de 23 años, posa con un bidón de gasolina que necesita para llevar a su hermana embarazada al hospital.
    3Patricia Vieira, de 23 años, posa con un bidón de gasolina que necesita para llevar a su hermana embarazada al hospital. REUTERS
  • Jose Francisco, de 65 años, compró gasolina para su motocicleta.
    4Jose Francisco, de 65 años, compró gasolina para su motocicleta. REUTERS
  • Sebastiao Rodrigues, de 54 años, compró un bidón para su madre.
    5Sebastiao Rodrigues, de 54 años, compró un bidón para su madre. REUTERS
  • Mireya dos Santos, de 34 años, posa con el bidón que ha comprado para su coche.
    6Mireya dos Santos, de 34 años, posa con el bidón que ha comprado para su coche. REUTERS
  • Arlindo Miranda, de 54 años, rellenó su bidón de gasolina para ayudar a un amigo enfermo.
    7Arlindo Miranda, de 54 años, rellenó su bidón de gasolina para ayudar a un amigo enfermo. REUTERS
  • Rodrigo de Moraes, de 16 años, rellenó un bidón para el coche familiar.
    8Rodrigo de Moraes, de 16 años, rellenó un bidón para el coche familiar. REUTERS
  • Jeferson Machado, de 27 años, compró gasolina para poder ir al hospital a por medicinas.
    9Jeferson Machado, de 27 años, compró gasolina para poder ir al hospital a por medicinas. REUTERS