Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿De qué se ríe Melania?

La primera dama de Estados Unidos, que acudió al funeral de Barbara Bush sin su marido, se sentó al lado de Barack Obama. Las cámaras les captaron riéndose y la foto se viralizó

Melania Trump a su llegada a la parroquia episcopal de St. Martin's, en Houston, para atender al funeral de Barbara Bush el 21 de abril.
Melania Trump a su llegada a la parroquia episcopal de St. Martin's, en Houston, para atender al funeral de Barbara Bush el 21 de abril. REUTERS

Donald Trump dijo que no podía acudir al funeral de Barbara Bush porque tenía que visitar uno de sus campos de golf así que envió al acto a la primera dama. Melania posó (sonriente) en una foto de familia con los presidentes de las últimas dos décadas: el viudo George H.W. Bush, los Clinton, los Bush y los Obama. Durante el acto de despedida de la fallecida exprimera dama, Melania se sentó al lado de Barack Obama (cosas del protocolo) y también se la pudo ver comentando con el expresidente y sonriendo. Y esos gestos distendidos y relajados han revolucionado las redes. No tanto por el evento en el que ocurrían esas sonrisas [en un funeral] sino por el contraste de imágenes cuando aparece con su marido. ¿De qué se ríe Melania? “De que no está con su marido, Donald Trump”, sentencian las redes.

“Melania parece más feliz en el funeral de lo que ha sido en años ¿No te pasaría a ti si pasaras de estar cada día con Donad a sentarte al lado de Barack?”, incidía en Twitter un usuario. Palabras que resumen la opinión generalizada de que Melania parece más contenta en un evento triste como es un funeral solo porque está sin su marido. En algún meme se ha comparado la alegría de Melania el pasado sábado con su gesto serio (enfundada en un precioso traje azul que recordaba a Jackie Kennedy) en el Inauguration Day de la presidencia de su marido.

Imagen de Melania y Obama sonriendo que ha revolucionado las redes.
Imagen de Melania y Obama sonriendo que ha revolucionado las redes.

Los comentarios también han recordado las veces que Melania ha eludido a su marido (o así ha parecido). La primera ocasión fue durante la visita de la pareja a Israel, cuando Melania no tomó la mano tendida del presidente estadounidense. Al día siguiente, parece que repitió el gesto en Roma. Y en febrero de este año, con un impresionante abrigo amarillo, de nuevo. En todas estas ocasiones, la Red se ha interesado por el asunto llegando a crear el hashtag #FreeMelania (Libertad para Melania). Ese mismo mes, se multiplicaron los rumores de crisis entre Melania y Donald Trump. Por un lado, celebraron un austero aniversario de boda. Por otro, no acudieron juntos al discurso sobre el estado de la Unión y cuando se cruzaron, Melania, en lugar de un beso, le dio la mano a su marido de manera muy profesional.

Durante todos estos meses, no ha dejado de sonar el escándalo de la supuesta aventura entre Donald Trump y la estrella del porno Stormy Daniels. A finales del mes pasado, Daniels concedió una entrevista en la que dio detalles sobre su relación con el presidente, ocurrida justo cuando Melania estaba embarazada del hijo que tienen en común [de Barron Trump, nacido en 2006]. La entrevista rompió las audiencias: se emitió dentro del programa 60 Minutes, que obtuvo la mejor cuota de pantalla de los últimos diez años. La actriz porno contó cómo Trump le había dicho que no importaba que acabara de tener un hijo con Melania y que él y su esposa dormían en camas separadas. También dijo que el presidente nunca intentó ocultar el coqueteo público con Daniels. Melania solo tuiteó un comunicado, vía su directora de comunicación: “Aunque sé que los medios disfrutan la especulación y el chisme salaz, me gustaría recordarle a la gente que hay un niño menor cuyo nombre debería mantenerse al margen de las noticias cuando sea posible”.

El viudo George H. W. Bush con todos sus sucesores en el cargo acompañados de sus mujeres y la actual primera dama.
El viudo George H. W. Bush con todos sus sucesores en el cargo acompañados de sus mujeres y la actual primera dama. Office of George H. W. Bush

Melania no ha dicho nada más al respecto. Pero para muchos, sus gestos hablan por ella. Durante el funeral de Barbara Bush expresó sus condolencias: “Hoy el mundo rinde tributo a una mujer de una altura y carácter indiscutible. Ha sido un honor viajar a Houston para mostrar mis respetos por Barbara Bush. Mis pensamientos y oraciones están con la familia Bush". A pesar de que se trataba de un momento triste, en esta ocasión Melania sonrió. No solo con Barack Obama, sino también con sus antecesoras en el cargo. En esta ocasión, Melania estaba relajada; en el evento no estaba su marido Donald.