Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los detalles de la boda blindada de la nieta de Adolfo Suárez

Alejandra Romero, que heredó de su abuelo el título de duquesa de Suárez, se casó el pasado sábado y como estaba previsto ninguno de sus tíos maternos acudió al enlace

Alejandra Romero Suárez, en el coche en el llegó a su boda con Pedro de Armas el pasado sábado..
Alejandra Romero Suárez, en el coche en el llegó a su boda con Pedro de Armas el pasado sábado.. GTRESOLINE

Sin cambios sobre lo previsto. Así tuvo lugar la boda blindada de Alejandra Romero, duquesa de Suárez y nieta del primer presidente de la democracia española, Adolfo Suárez, con Pedro de Armas, su novio desde la universidad.

El lugar elegido para la ceremonia, que se realizó en la capilla del club Puerta de Hierro de Madrid, garantizaba la privacidad que querían los contrayentes. Sólo los invitados que figuraban en una lista que tenía el personal de seguridad de la entrada, tuvieron acceso al exclusivo lugar elegido por los novios. Ni siquiera presentar una invitación era suficiente y la pareja prefirió que personal especializado comprobara la identidad de los invitados antes de franquearles el acceso.

Alejandra Romero accedió a la capilla del brazo de su padre, el economista Fernando Romero, vestida con una creación de Jorge Acuña, un traje recto de manga larga con adornos de plata y el pelo recogido en un moño. Sólo unos pendientes de brillantes y un broche de su madre Miriam Suárez, que hacía las veces de cuerpo de la mariposa que dibujaban los adornos del cuello del vestido, rompían la elegante sobriedad de un vestido hecho a la medida de la discreción de esta joven. En las manos, un sencillo ramo de peonías blancas.

Fernando, el hermano de Alejandra Romero, llega a la boda acompañado de Amelia Alonso, la mujer de su padre.
Fernando, el hermano de Alejandra Romero, llega a la boda acompañado de Amelia Alonso, la mujer de su padre. GTRESONLINE

El momento más emotivo de la ceremonia, además del intercambio de los anillos, fue cuando se recordó a Mariam, la madre de la novia, y a sus abuelos Amparo Illana y Adolfo Suárez. Un lugar preferente ocupó el hermano de la novia, Fernando, que llegó al lugar del enlace conduciendo su coche y acompañado de Amelia Alonso, la mujer de su padre. Como estaba previsto no acudieron ninguno de los tíos de la novia, los otros hijos del expresidente y hermanos de Miriam, su madre, –Adolfo, Sonsoles, Laura y Javier Suárez Illana– que falleció a consecuencia de un cáncer de mama en 2004. Aunque, aparentemente sobrina y tíos se llevan bien, algo está roto en las relaciones familiares desde que sus tíos se enfrentaron al padre de la novia al fallecer su hermana. Según el entorno de la familia, la mala vida que Fernando Romero dio a su hermana durante los últimos años de su enfermedad son el motivo de estas desavenencias que sólo encontraron una escenificación de normalidad durante los funerales por Adolfo Suárez, fallecido el 23 de marzo de 2014.

El novio, Pedro de Armas, el día antes de su boda en Madrid.
El novio, Pedro de Armas, el día antes de su boda en Madrid. GTRESONLINE

Tampoco ha facilitado mucho esta relación el hecho de que Alejandra Romero reclamara el título de duquesa de Suárez, tal y como le correspondía desde la aprobación de la Ley de Igualdad para la Sucesión de Titulos Nobiliarios de 2006. Una ley que derogó la prevalencia del varón sobre la mujer y que, en este caso, provocó que la hija mayor del expresidente fuera la legítima heredera de este título que al haber fallecido ella, pasó a su hija mayor. Su tío Adolfo, sin embargo, consideraba que él era el más adecuado para llevar la representación de ese honor que el rey Juan Carlos concedió a su padre en febrero de 1981 para premiar su “abnegación, tacto y prudencia al servicio de la reconciliación de todos los españoles como presidente del Gobierno”. Adolfo Suárez Jr. llegó a consultar la posibilidad de que él fuera quien recibiera el título con representantes del palacio de La Zarzuela.