Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una canción para quienes no dejan rastro

El grupo de música indie Allende graba el videoclip 'Invisibles', por y para los refugiados. Todos los beneficios irán destinados a ONG que trabajan en su amparo

No son los primeros, pero son otros más y todos ellos suman. Hablamos de los artistas que deciden mojarse por una causa, un problema o unas personas a la ques debe darse visibilidad. Que no es que sean invisibles, es que no se las quiere ver. Y ellos, los músicos, los actores, las celebridades, aprovechan su posición para decir: "Hey, mirad aquí, pasa esto, no cierres los ojos". Hablamos de la situación de millones de personas que han abandonado su hogar en los últimos años de manera forzosa: los refugiados. O los que quieren serlo y no se les deja, más bien. Los que se ahogan en el mar, los que intentan cruzar vallas con cuchillas en lo alto. Entre otros. Casi 70 millones de personas desplazadas.

Antes fueron otros como Macaco con Red alerta, Chambao con Papeles mojados, Celtas Cortos con El emigrante, Kiko Veneno. Rocío Márquez y Maga... Y hasta a Eurovisión ha llegado el reclamo. Pues bien: acaba de ver la luz una iniciativa más, esta vez de la mano de la banda cordobesa de música indie Allende. Ellos han decidido dedicar el primer videoclip de su próximo álbum, el segundo en su haber, a los refugiados, dicen, o a su invisibilidad. Se titula Invisibles, igual que el disco, y en su letra los autores se preguntan que cómo puede ser que esta tragedia, la mal llamada crisis de los refugiados esté pasando desapercibida. Que cómo la sociedad puede seguir a lo suyo, como si no pasara nada, como si los que tienen que dejar todo y marcharse de sus casas fueran invisibles.

En el vídeo se presenta a una pareja viendo la tele. Cuando salen noticias sobre unos ahogados en el Mediterráneo, la chica cambia de canal. Allende decide rodar un inicio así crudo pero muy real porque así es como ellos ven la reacción de la sociedad ante este drama: "La mayoría hemos asistido como meros espectadores, como si de la proyección de una película se tratara", explica Juan Antonio Criado, vocalista de la formación. "Pasivos, sentados cómodamente en nuestros salones, pendientes de lo que ocurre en Instagram, seguros de que algo así nunca podría ocurrirnos a nosotros. En esta comodidad en la que estamos instalados, las imágenes de naufragios y refugiados huyendo nos molestan y todo lo que se nos ocurre es cambiar de canal o ponernos a otra cosa, como si miles de personas no estuvieran muriendo", asevera el vocalista.

Cuando la banda estaba trabajando en las canciones que conforman su segundo disco les llegaban a diario esas imágenes. De guerras, de niños con caras ensangrentadas aferrándose a sus juguetes, de naufragios, de cuerpos a merced de las olas… describen. "Y al mismo tiempo, veíamos a nuestro alrededor, muchos rostros vueltos e indiferentes ante todo lo que estaba sucediendo, más preocupados de lo que ocurre", critica Criado. "Estas imágenes se nos han ido agarrando al corazón y no nos lo han soltado. La imagen del pequeño Aylan en la orilla fue… La muerte de un niño es la noticia más triste que puede suceder en el mundo. Todos, incluso los más poderosos, se mostraron muy afectados los días posteriores y resueltos a afrontar de una vez esta crisis humanitaria. Pero luego, llegó el olvido y los compromisos se quedaron en nada. A Aylan va dedicado otro tema del álbum", especifica.

La banda publicó el videoclip el pasado 4 de abril y ha decidido que todos los beneficios recaudados sean destinados a la ayuda de niños refugiqados o en situación de pobreza. Estos vendrán de los ingresos que genere la canción por reproducciones y descargas digitales desde cualquier plataforma donde el álbum que lo contiene esté disponible. "También cederemos todos los derechos que genere su emisión en emisoras de radio o canales de televisión, y una parte de lo que consigamos por la venta de CDs y entradas de nuestros conciertos. Seguro que todavía se nos ocurrirán más fórmulas para conseguir fondos", completa el cantante. En su página de Facebook, la banda anima a apoyar a organizaciones como Médicos sin Fronteras, Acnur, Unicef y Cruz Roja entre otras.

¿A cuántos damos la espalda?

En los cuatro minutos que dura Invisibles se alternan imágenes de la banda tocando en un estudio y otras reales. "Queríamos mostrar toda la crudeza y dolor que están sufriendo estos “invisibles”. En cierta forma, con el vídeo hemos intentado aportar nuestro grano de arena para que todos seamos más conscientes de a qué tragedia y a cuántas personas estamos dando la espalda", completa el músico.

invisibles es una melodía de tintes melancólicos, quizá pesimistas, con una letra muy crítica con el comportamiento de la sociedad. "¿No sentís? ¿No los veis?", preguntan a los oyentes. "Y sin dejar rastro ni restos sus hogares se volvieron tierra hostil (...), sin dejar rastro ni restos las vidas que se hundieron al huir, su propio hogar les grita ¡huye de mí!", cantan. "Desde que hacemos canciones juntos, hemos aspirado a hablar de temas serios que emocionen y que lleguen al corazón, antes que a unos pies que se muevan al son de un ritmo pegadizo o antes que a unos labios que repitan letras manidas. Hemos escogido el camino más difícil, pero es que en Allende somos así, nos gusta comprometernos", defiende Criado.