_
_
_
_

Un nieto de 10 años de Isabel II, pillado conduciendo

El hijo del príncipe Eduardo fue cazado por un fotógrafo mientras llevaba un coche familiar por los terrenos del castillo de Windsor

El príncipe Eduardo y su hijo James, vizconde de Severn.
El príncipe Eduardo y su hijo James, vizconde de Severn.GETTY
Más información
Kate Middleton y Meghan Markle, lejos de ser rivales, amigas y cómplices
La familia real británica (de cera) se asoma al balcón
La reina Isabel celebrará su cumpleaños con señales de cambio

James, vizconde de Severn, el hijo de 10 años del príncipe Eduardo y la condesa de Wessex ha sido fotografiado el pasado lunes mientras conducía un coche. Al parecer el nieto de la reina Isabel II aprovechó las vacaciones de Pascua para pasar unos días junto a su familia en el castillo de Windsor, y como parte de sus vacaciones el pequeño se dedicó conducir un Land Rover de la familia por los terrenos aledaños a la propiedad, a pesar de, obviamente, no tener el correspondiente permiso de conducir.

Aunque no tiene el permiso reglamentario, el hijo del príncipe Eduardo no llegó a romper ninguna ley de seguridad vial, ya que el código británico de circulación establece que solo es delito conducir sin el permiso pertinente por la vía pública, y no dice nada de terrenos privados como son los jardines del castillo Windsor. Y, según narraron varios testigos al diario británico Daily Mail, el pequeño manejaba el coche “a una velocidad considerable”.

Esta es la segunda ocasión en la que el nieto de la reina de Inglaterra llama la atención de los medios en la última semana. La primera fue el domingo tras la tradicional misa de Pascua cuando se le pudo ver al pequeño con los ojos llorosos y considerablemente enfadado agarrado a su madre la condesa de Wessex. Se desconoce el motivo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_