Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Carlos I reaparece en la misa de Pascua

Un millar de personas se agolpa en los alrededores de la catedral de Palma para vitorear a la Familia Real

Los Reyes, con sus hijas y los Reyes eméritos.

Los reyes Felipe y Letizia, acompañados de sus hijas la princesa Leonor y la infanta Sofía y de los reyes eméritos Juan Carlos y Sofía, han asistido a la misa del Domingo de Pascua y Resurrección que se ha celebrado en la catedral de Mallorca. La Familia Real al completo  ha cumplido con la tradición. También Juan Carlos I, que se ausentaba de este acto desde que acudiera por última vez en 2014, meses antes de su abdicación. Alrededor de un millar de personas se ha agolpado en los alrededores del templo palmesano para vitorear y fotografiar a los monarcas y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Don Juan Carlos, junto a la infanta Leonor, este domingo en Palma. ver fotogalería
Don Juan Carlos, junto a la infanta Leonor, este domingo en Palma. GTRES

Este domingo se cumplen 25 años de la muerte de Don Juan de Borbón, conde de Barcelona y padre de Don Juan Carlos, para quien ha habido un recuerdo durante la liturgia. La familia real se unirá el próximo martes en una misa funeral en su recuerdo en la basílica de El Escorial, donde está enterrado.

Desde primera hora de la mañana vecinos, turistas y curiosos se concentraban tras las vallas colocadas a las puertas de la catedral. Algunos han entrado en el templo para acudir a la misa, que es de acceso libre. Pocos minutos después de las doce del mediodía los miembros de la familia real eran recibidos en el pórtico principal del templo por la delegada del Gobierno en Baleares, Maria Salom, y por el obispo de Mallorca Sebastiá Taltavull, encargado de oficiar la eucaristía.

Felipe VI, con su padre y sus hijas. ver fotogalería
Felipe VI, con su padre y sus hijas. Gtres

Los reyes y sus hijas han llegado a bordo de un todoterreno conducido por Felipe VI, mientras que Juan Carlos y Sofía viajaban en otro coche que se ha situado detrás. Tras bajar de los vehículos han sido jaleados por la multitud que aguardaba con expectación y curiosidad su entrada en la catedral. Los miembros de la Familia Real han posado brevemente a las puertas del templo para los fotógrafos presentes tras recibir a las autoridades que les esperaban en el pórtico principal y han saludado al público congregado en los alrededores para luego entrar en la catedral.

El Rey se ha situado en el centro con un traje de chaqueta de color oscuro y una corbata floreada en tonos azules pastel y marino. A su derecha se ha puesto la reina Letizia, con una blusa vaporosa de color azul marino de lunares blancos y un pantalón palazzo a juego con abotonadura en los laterales. Los reyes eméritos se han situado a la izquierda de don Felipe mientras que la princesa Leonor con vestido corto en tonos pastel y la infanta Sofía con un peto con falda azul turquesa, se han situado en primera fila.

Asistencia de Juan Carlos I

Juan Carlos I ha asistido a la cita desde que lo hiciera por última vez hace cuatro años. La última ocasión en la que acudió a la misa de Pascua en Palma fue en 2014, año en el que también estuvo presente la infanta Elena. La reina Sofía, sin embargo, ha mantenido la tradición en los últimos años y se aloja en el palacio de Marivent desde la semana pasada. El Lunes Santo presidió junto a su hermana Irene el concierto a beneficio de la organización de lucha contra la drogadicción Proyecto Hombre, que se celebró también en la catedral. La Orquesta Sinfónica de Baleares y la Coral de la Universidad de las Islas interpretaron entre otras piezas el Réquiem de Verdi, junto a varias voces solistas. El viernes la reina emérita, acompañada por su hermana también en esta ocasión, acudió a la procesión del Sant Enterrament que discurría por las principales calles de Palma. Ambas se situaron detrás de las vallas de seguridad al inicio del recorrido para ver la procesión, que tuvo que ser suspendida después por la lluvia.

Al finalizar la misa los miembros de la Familia Real han abandonado la catedral saludando a algunos de los asistentes al oficio en el interior del templo. Una vez en la calle, se han parado a dar la mano a las personas que aguardaba su salida tras la zona acordonada entre gritos de "viva España" y "yo soy español". La princesa Leonor y la infanta Sofía se han acercado también al público que esperaba tras las vallas y han dado la mano a algunos asistentes. Algunos les han entregado regalos, como una señora que les ha obsequiado con dos puzles cuya imagen principal era un retrato de ambas. Los reyes también se han fotografiado con quienes se lo pedían. Entre aplausos y vítores los monarcas y sus hijas han abandonado los alrededores de la catedral en los mismos automóviles en los que han llegado. La Casa Real no había incluido la asistencia de los reyes a la misa en la catedral de Mallorca dentro de la agenda institucional al considerarlo un acto privado. Tampoco ha trascendido el tiempo que la Familia Real permanecerá en la isla.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >