Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Reyes, sus hijas y doña Sofía asisten a la misa de Pascua en Palma

La familia real cumple con la tradición de Semana Santa y por tercer año consecutivo sin don Juan Carlos

Un millar de turistas y vecinos se han agolpado este domingo a las puertas de la Catedral de Palma para recibir entre vítores y aplausos a  don Felipe y doña Letizia, que han asistido a la tradicional Misa del Domingo de Pascua de Resurrección acompañados por doña Sofía, la princesa Leonor y la infanta Sofía. No ha asistido don Juan Carlos.

Numeroso público esperaba a los Reyes, que han sido recibidos a las puertas del templo por la delegada del Gobierno en Baleares, María Salom y por el administrador apostólico de Mallorca, Sebastià Taltavull, encargado este año de oficiar la eucaristía.

La princesa Leonor y la infanta Sofía en la misa de Domingo de Resurrección en la Catedral de Mallorca.
La princesa Leonor y la infanta Sofía en la misa de Domingo de Resurrección en la Catedral de Mallorca. EFE

Los miembros de la familia real han llegado en un mismo coche, un todoterreno negro conducido por Felipe VI, y han sido jaleados por los ciudadanos y curiosos que esperaban pacientemente su aparición detrás de las vallas de seguridad. Muchos de ellos eran turistas extranjeros que pasan sus días de vacaciones en Mallorca y que han vitoreado a los miembros de la familia. Los cinco han posado a las puertas de la catedral para los fotógrafos y han saludado a quienes contemplaban la escena.

A la izquierda se ha situado el rey Felipe, que lucía un traje de chaqueta azul marino con camisa azul claro y corbata amarilla. Junto a él, doña Letizia, ataviada con leggins vaqueros azul oscuro, zapatos stilettos a juego con una chaqueta abierta de color azul grisáceo y blusa blanca. A su lado, doña Sofía vestía un traje de chaqueta con falda de color rosa y toques anaranjados con zapatos de tacón en efecto dorado. En primer plano la princesa Leonor y la infanta Sofía, la mayor con un abrigo negro y bailarinas a juego y la pequeña con el mismo conjunto en color rojo.

La ausencia de don Juan Carlos

El rey Felipe junto a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía,a su salida de la misa de Domingo de Resurrección.
El rey Felipe junto a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía,a su salida de la misa de Domingo de Resurrección. EFE

Por tercer año consecutivo don Juan Carlos no ha asistido a la celebración, a la que acudió por última vez en 2014, cuando también lo hizo la infanta Elena. Sin embargo, doña Sofía no ha faltado a su cita en Palma, ciudad en la que lleva al menos una semana. El pasado Lunes Santo presidió el concierto solidario celebrado en la Catedral de Palma en beneficio de Proyecto Hombre, al que acudió acompañada de su hermana la princesa Irene de Grecia para escuchar varias piezas interpretadas por la Orquesta Sinfónica de Baleares y la Coral de la Universidad de las Islas Baleares. Los fondos recaudados en el recital solidario, que se celebra anualmente, se dedican a esta entidad volcada en la prevención y el tratamiento de las drogodependencias.

Tras el breve posado, los Reyes y sus hijas han entrado en el templo y han ido saludando y dando la mano a muchos de los ciudadanos que estaban sentados en los bancos junto al pasillo central, que se ha llenado de móviles para intentar captar el momento. Tras la misa, Felipe VI, doña Letizia, la reina Sofía, la princesa de Asturias y la infanta Sofía han abandonado el templo y se han parado a saludar a los ciudadanos que esperaban tras la zona vallada.

En un gesto de proximidad poco habitual, no sólo los Reyes sino también sus hijas han estado durante unos minutos dando la mano a muchos de los allí presentes, con quienes también se han fotografiado provocando la emoción de algunas mujeres que esperaban desde primera hora de la mañana y que han roto a llorar tras saludar a Felipe VI. Entre vivas al rey, don Felipe y doña Letizia han abandonado el lugar en el mismo coche conducido por el Monarca, con las ventanillas bajas y saludando a las personas que aguardaban para verlos en otra parte del recorrido. Este es el único acto de la familia real que ha trascendido durante sus vacaciones de Semana Santa, aunque no estaba incluido en la agenda oficial de los reyes. Se desconoce cuándo llegaron a Palma y el tiempo que van a prolongar su estancia en el palacio de Marivent.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información