Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El trauma que empuja al actor Chino Darín a ir siempre con una navaja

El intérprete, hijo de Ricardo Darín y pareja de Úrsula Corberó, se confiesa: "Hay algún tema extraño en mi cabeza"

chino darin
'Selfie' de Chino Darín y Úrsula Corberó publicado en la cuenta de Instagram del actor. La pareja lleva junta desde 2015, cuando se conocieron en el rodaje de la serie 'La embajada'.

Hay actores supersticiosos. Hay intérpretes maniáticos. Los hay también excéntricos. Y luego está Chino Darín. El hijo del gran Ricardo Darín ha heredado de su padre el don de la interpretación. Lo ha visto desde muy pequeño en casa. Pero Chino Darín (Buenos Aires, 1989) es bastante más paranoico que su padre. Vemos por qué.

El joven actor va siempre con una mochila a cuestas como si el fin del mundo le estuviera esperando a la vuelta de la esquina. Cada vez que sale a la calle o viaja lo hace preparado para lo peor. Una catástrofe hipotética digna de alimentar la trama de una serie como, por ejemplo, Perdidos o The walking dead. ¿Qué carga en la mochila? Medicamentos, un tubo de pasta de dientes, una camiseta de repuesto, un neceser, un libro... y, lo más importante, una navaja multiusos Leatherman. Se trata de un artefacto similar a las ortopédicas manos de Eduardo Manostijeras, pero mucho más refinado. Los modelos más sencillos de la marca rondan los 40 euros.

"Incluso a veces sueño con que me estrello en un avión y necesito estar preparado para poder sobrevivir luego"

"La navaja es fundamental. Con su lija he llegado a cortar un candado de la maleta en algún viaje en que había perdido la llave. Creo que todo esto tiene que ver un poco con mi espíritu de catástrofe. Siento que puede pasar algo y necesito tener a mano estos útiles de primera necesidad. Incluso a veces sueño con que me estrello en un avión y necesito estar preparado para poder sobrevivir luego. Hay algún tema extraño en mi cabeza. Luego soy muy apañado, pero, no sé, ¡tendré algún trauma de algo!", confiesa el argentino en una extensa entrevista realizada por Fernando Neira para Aisge (Artistas, Intérpretes, Sociedad de Gestión).

El hijo de Ricardo Darín forma junto a la también actriz Úrsula Corberó (Barcelona, 1989) una rara pareja: nadie se mete con ellos, a todo el mundo les caen simpáticos. Darín se ha hecho un nombre en España tras participar en películas como La reina de España (secuela de La niña de tus ojos) y protagonizar junto a Corberó La embajada, serie que también tuvo a Belén Rueda entre sus protagonistas. Fue durante el rodaje de esta, que tuvo lugar en 2015, cuando Corberó y Darín se conocieron y comenzaron su relación.

Una navaja multiusos de Leatherman como la que Chino Darín lleva siempre en su mochila.
Una navaja multiusos de Leatherman como la que Chino Darín lleva siempre en su mochila.

El actor aprovecha la entrevista para desmitificar las escenas de alto contenido erótico. A pesar de que gran parte del público fantasea con ellas e incluso muchos se cambiarían gustosos por el actor que las protagoniza, a Chino Darín no le emociona demasiado rodarlas. "Las escenas de cama, sean homosexuales o heterosexuales, se correspondan o no con tu gusto propio, en general son siempre difíciles. Te sientes expuesto cuando reproduces momentos íntimos ante un equipo de 70 personas… y que después verá mucha más gente", explica en la entrevista a Aisge. "Ni aunque estés enamorado y te toque compartir plano con tu mito sexual de toda la vida. Así te toque rodar con Monica Belucci, no podrías disfrutar de esa escena como uno fantasea", añade.

Chino Darín (en realidad se llama Ricardo Mario) le debe el curioso apodo que le acompaña desde los cinco años a su padre, quien empezó a llamarle Chinito. Pronto sus compañeros de fútbol y del colegio decidieron hacer lo mismo y no hubo forma de desprenderse del mote. "Decidí adoptarlo mucho antes de que me asistiera cualquier intención pública. Hasta el mismo rector del cole acabó llamándome así. Que te sancionaran diciéndote Chino tenía su gracia…", recuerda el intérprete.

Su incursión en el mundo de la interpretación, al que llegó tras abandonar la Facultad de Cine donde estudiaba Dirección, no ha caído en saco roto. Para 2018 ya tiene pendientes cuatro películas: Las leyes de la termodinámica, Memorias del calabozo, El Ángel y Mirage. En El Ángel (película dirigida por Luis Ortega), Chino Darín da vida al hombre que introduce en el círculo criminal a Toto Ferro, el asesino en serie argentino que con solo 22 años asesinó a 11 personas a sangre fría. "A todos los actores nos suelen atraer los villanos, dan mucho juego. Y este cuenta con el atractivo de que no lo era en origen. Es, de partida, una persona tan normal o reprobable como cualquier otra", dice el actor a Aisge. 

"No sé vivir el día a día con parsimonia", dice el actor, que aparece fotografiado en Barcelona.

"No sé vivir el día a día con parsimonia. Me crie en el campo, montando a caballo, afilando palos. Vivía entre primos y animales, que por momentos eran la misma cosa. Y descubrí que la montaña despeja la cabeza y te pone el foco en lo físico. A veces es necesario agotarte desde la mañana y que en cuanto anochezca no tengas más opción que irte a dormir", explica en la misma entrevista. 

Y cuando se acuesta, deja la navaja en la mesilla de noche. Por si acaso llega el apocalipsis...

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información