Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Siete libros de esta semana
7 fotos

Siete libros de esta semana

Antonio Muñoz Molina, Andrés Neuman y Joshua Cohen, entre los autores reseñados

  • Este libro tiene tanto de urgencia terapéutica y morosa como de ratificación literaria; de canto de amor a su mujer, Elvira Lindo, como de expiación de culpa inmotivada; tiene tanto de celebración de la literatura como de repudio del azar del éxito y la fama. Lo que sigue igual a sí mismo es la prosa hipnotizante de Muñoz Molina, la propensión solemnizadora que anida en su minuciosidad, esta vez fragmentada en un libro mosaico, un libro collage, un libro rompecabezas. La estructura más visible de la novela es el diario personal, el cuaderno de campo donde el antropólogo registra lo que ve y lo que escucha, lo que siente y lo que necesita para la ulterior elaboración de sus investigaciones. Por JORDI GRACIA
    1Los cuadernos del agente secreto Este libro tiene tanto de urgencia terapéutica y morosa como de ratificación literaria; de canto de amor a su mujer, Elvira Lindo, como de expiación de culpa inmotivada; tiene tanto de celebración de la literatura como de repudio del azar del éxito y la fama. Lo que sigue igual a sí mismo es la prosa hipnotizante de Muñoz Molina, la propensión solemnizadora que anida en su minuciosidad, esta vez fragmentada en un libro mosaico, un libro collage, un libro rompecabezas. La estructura más visible de la novela es el diario personal, el cuaderno de campo donde el antropólogo registra lo que ve y lo que escucha, lo que siente y lo que necesita para la ulterior elaboración de sus investigaciones. Por JORDI GRACIA Ir a noticia
  • Edith Södergran es el mito fundacional de la poesía nórdica moderna. Finlandesa nacida en San Petersburgo en 1892, se formó en un galimatías lingüístico: su padre hablaba el sueco arcaico de una minoría finlandesa; su madre socializaba en ruso y francés, y la pequeña Södergran estudió en un colegio alemán, idioma de sus primeros poemas. Cuando es adolescente, su padre enferma de tuberculosis y traslada la familia a Raivola, en la frontera de Rusia y Finlandia: allí las residencias de verano de los peterburgueses adinerados chocaban con la miseria de la población local. Enferma también ella de tuberculosis, Södergran sólo saldrá para breves estancias en sanatorios. Una doble apatridia, lingüística y vital, marcará una originalísima obra poética. Por CARLOS PARDO
    2El árbol sueña con la nube Edith Södergran es el mito fundacional de la poesía nórdica moderna. Finlandesa nacida en San Petersburgo en 1892, se formó en un galimatías lingüístico: su padre hablaba el sueco arcaico de una minoría finlandesa; su madre socializaba en ruso y francés, y la pequeña Södergran estudió en un colegio alemán, idioma de sus primeros poemas. Cuando es adolescente, su padre enferma de tuberculosis y traslada la familia a Raivola, en la frontera de Rusia y Finlandia: allí las residencias de verano de los peterburgueses adinerados chocaban con la miseria de la población local. Enferma también ella de tuberculosis, Södergran sólo saldrá para breves estancias en sanatorios. Una doble apatridia, lingüística y vital, marcará una originalísima obra poética. Por CARLOS PARDO Ir a noticia
  • Andrés Neuman (Buenos Aires, 1977) regresa a los trenes de largo recorrido con Fractura. El último ferrocarril suyo de esas dimensiones fue El viajero del siglo (2009), con el que hace algunos años consiguió el Premio Alfaguara y el Premio de la Crítica. El protagonista de Fractura es un anciano, el señor Watanabe, superviviente directo de Hiroshima, donde perdió a su padre, e indirectamente de Nagasaki, donde perdió al resto de su familia. El accidente de la central nuclear de Fukushima, la tragedia ocasionada a raíz de un tsunami, reactiva una herida nunca del todo sanada o escondida. Por CARLOS ZANÓN
    3Don Extranjero Andrés Neuman (Buenos Aires, 1977) regresa a los trenes de largo recorrido con Fractura. El último ferrocarril suyo de esas dimensiones fue El viajero del siglo (2009), con el que hace algunos años consiguió el Premio Alfaguara y el Premio de la Crítica. El protagonista de Fractura es un anciano, el señor Watanabe, superviviente directo de Hiroshima, donde perdió a su padre, e indirectamente de Nagasaki, donde perdió al resto de su familia. El accidente de la central nuclear de Fukushima, la tragedia ocasionada a raíz de un tsunami, reactiva una herida nunca del todo sanada o escondida. Por CARLOS ZANÓN Ir a noticia
  • Lanzado al estrellato por la revista Granta, aclamado por sus dos primeras novelas —The Wall Street Journal se enamoró de Book of Numbers (2015)— y en la cresta de la ola publicando en Harper’s o The New York Times, Cohen, como lo fueron Foster Wallace con La broma infinita o Jonathan Franzen cuando salió Las correcciones, es una estrella de la ficción norteamericana. Es un cosmopolita que mantiene viva la llama y la comicidad de la narrativa judía norteamericana, que no parece estar obsesionado por mantener viva la gran novela americana y que escribe alígero como el mundo que describe, ese mundo nuestro de obsolescencias planificadas en neveras, domicilios y conciencias, prostituciones morales y patéticas supervivencias revestidas de bienes­tar. Por JAVIER APARICIO MAYDEU
    4Mundo infeliz Lanzado al estrellato por la revista Granta, aclamado por sus dos primeras novelas —The Wall Street Journal se enamoró de Book of Numbers (2015)— y en la cresta de la ola publicando en Harper’s o The New York Times, Cohen, como lo fueron Foster Wallace con La broma infinita o Jonathan Franzen cuando salió Las correcciones, es una estrella de la ficción norteamericana. Es un cosmopolita que mantiene viva la llama y la comicidad de la narrativa judía norteamericana, que no parece estar obsesionado por mantener viva la gran novela americana y que escribe alígero como el mundo que describe, ese mundo nuestro de obsolescencias planificadas en neveras, domicilios y conciencias, prostituciones morales y patéticas supervivencias revestidas de bienes­tar. Por JAVIER APARICIO MAYDEU Ir a noticia
  • Este libro aspira a “dotar al lector de las herramientas necesarias para comprender el universo y sentirse más fuerte ante el misterio que plantea”. Y para evitar tener que inscribirse en la Universidad de Princeton a recibir el curso habilitante, tres renombrados astrofísicos decidieron poner por escrito las lecciones que habían impartido a la sombra de aquellas hiedras. Ese es el origen de Bienvenidos al universo, la habitual frase de uno de ellos, Neil deGrasse Tyson, en la segunda etapa del programa Cosmos. Junto a él, J. Richard Gott y Michael A. Strauss se dividen la tarea de explicarnos todo, porque el universo lo es todo. Por ANTONIO CALVO ROY
    5Elefantes en un dedal Este libro aspira a “dotar al lector de las herramientas necesarias para comprender el universo y sentirse más fuerte ante el misterio que plantea”. Y para evitar tener que inscribirse en la Universidad de Princeton a recibir el curso habilitante, tres renombrados astrofísicos decidieron poner por escrito las lecciones que habían impartido a la sombra de aquellas hiedras. Ese es el origen de Bienvenidos al universo, la habitual frase de uno de ellos, Neil deGrasse Tyson, en la segunda etapa del programa Cosmos. Junto a él, J. Richard Gott y Michael A. Strauss se dividen la tarea de explicarnos todo, porque el universo lo es todo. Por ANTONIO CALVO ROY Ir a noticia
  • La Holanda dorada del siglo XVII sigue siendo fuente inagotable de investigadores y novelistas. A ese microcosmos fascinante nos acerca el ensayo de la historiadora norteamericana Laura J. Snyder (Nueva York, 1964) para recrear al detalle la vida cotidiana de dos gigantes de Delft, el pintor Johannes Vermeer y el diletante científico Antoni van Leeuwenhoek. Ambos realizaron inmensas aportaciones al arte y a la ciencia gracias al uso de nuevos instrumentos ópticos en sus respectivos quehaceres, como la cámara oscura (Vermeer) y el microscopio (Leeuwenhoek), y transmitieron una nueva mirada sobre el mundo, a la vez que nos mostraron un universo inasible y misterioso. Por LAURA J. SNYDER
    6Inventar la mirada La Holanda dorada del siglo XVII sigue siendo fuente inagotable de investigadores y novelistas. A ese microcosmos fascinante nos acerca el ensayo de la historiadora norteamericana Laura J. Snyder (Nueva York, 1964) para recrear al detalle la vida cotidiana de dos gigantes de Delft, el pintor Johannes Vermeer y el diletante científico Antoni van Leeuwenhoek. Ambos realizaron inmensas aportaciones al arte y a la ciencia gracias al uso de nuevos instrumentos ópticos en sus respectivos quehaceres, como la cámara oscura (Vermeer) y el microscopio (Leeuwenhoek), y transmitieron una nueva mirada sobre el mundo, a la vez que nos mostraron un universo inasible y misterioso. Por LAURA J. SNYDER Ir a noticia
  • Nada sabíamos de Vivian Maier (Nueva York, 1926-Chicago, 2009) hasta muy recientemente, cuando a título póstumo vieron la luz los miles de negativos que esta mujer, una extraordinaria fotógrafa que decidió vivir en el anonimato trabajando de niñera gran parte de su vida, desechando la vanidad del artista y cultivando en secreto su pasión, había guardado celosamente en numerosas cajas hasta desprenderse de ellas en una subasta que, en parte, ella misma y un estrecho círculo de amigos controlaron. En estas mismas páginas, nos habló de ella Antonio Muñoz Molina en 2014, y en 2015 John Maloof —el comprador del archivo— y Charlie Siskel estrenaron el documental Buscando a Vivian Maier. Por ANA RODRÍGUEZ FISCHER
    7La voz de Vivian Maier Nada sabíamos de Vivian Maier (Nueva York, 1926-Chicago, 2009) hasta muy recientemente, cuando a título póstumo vieron la luz los miles de negativos que esta mujer, una extraordinaria fotógrafa que decidió vivir en el anonimato trabajando de niñera gran parte de su vida, desechando la vanidad del artista y cultivando en secreto su pasión, había guardado celosamente en numerosas cajas hasta desprenderse de ellas en una subasta que, en parte, ella misma y un estrecho círculo de amigos controlaron. En estas mismas páginas, nos habló de ella Antonio Muñoz Molina en 2014, y en 2015 John Maloof —el comprador del archivo— y Charlie Siskel estrenaron el documental Buscando a Vivian Maier. Por ANA RODRÍGUEZ FISCHER Ir a noticia