Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Misión imposible

¿Cómo voy a tener experiencia si no me dan la oportunidad? ¿Cómo voy a vivir si me privan de intentarlo? No hemos perdido oportunidades, nadie nos las ha dado. Dicen que la vida consiste en vivir el momento, pero, lo siento, no puedo vivir el momento con el dinamismo de esta sociedad. Necesitamos bienes de primera necesidad: comida, vivienda, estudios… Si somos el motor del mundo, ¿no sería conveniente comenzar a quebrar esos famosos enchufes y dar la oportunidad al resto de personas? ¿Dejar de centrarse en los bolsillos de los más poderosos y comenzar a cambiar? La semana pasada, los pensionistas nos dieron una lección. Están jugando con sus derechos y han salido a protestar, porque de su pensión depende su vida y la de sus familias. Uno de cada dos jóvenes estamos en paro, y los que “logran” trabajar lo hacen con contratos ni de suficiente duración ni de suficiente retribución económica como para ayudar en casa. Y ya si hablamos de independizarse… misión imposible.— Pedro Pérez Pérez. Santander.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.