Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hits de 1998: 20 canciones de hace 20 años que conoces seguro

La cosecha musical de aquel año fue de esas para enmarcar. He aquí algunos ejemplos que agradecerán los más nostálgicos

Hits de 1998: 20 canciones de hace 20 años que conoces seguro

En su momento ya recordamos lo que dio de sí 1997 musicalmente, pero con el inicio del nuevo año nunca está de más echar la vista atrás a hace dos décadas para conocer (o más bien, recordar) qué sonaba por entonces. Como fue habitual en la década de los noventa el rock alternativo, el pop palomitero, el rap, el eurodance y un buen puñado de one hit wonders convivían felizmente en las emisoras de radio y las televisiones que por entonces emitían vídeos musicales. 1998 fue el año del Mezzanine de Massive Attack, This Is Hardcore de Pulp, el debut en solitario de Lauryn Hill o la maduración musical de Madonna a través de su Ray of Light, entre muchísimos otros. Así que aunque sea sólo para confirmar cómo de rápido pasa el tiempo y, ya de paso, poner a prueba tu memoria musical, he aquí veinte canciones de aquel año que, casi seguro, siguen frescas en tu memoria.

New Radicals: You Get What You Give

Para one hit wonder, ellos. La banda liderada por Gregg Alexander tenía un brillante futuro por delante, pero tan sólo un año después de la publicación de su único álbum de estudio, Maybe You’ve Been Brainwashed Too, se disolvieron. Aunque eso sí, por mucho que Alexander en los siguientes años produjera a artistas como Texas, Sophie Ellis-Bextor, Santana o la mismísima Mónica Naranjo, para el recuerdo quedará un single que no ha perdido ni un ápice de su frescura veinte años después.

Semisonic: Closing Time

Aunque en 2017 volvieron para ofrecer una serie de conciertos en Estados Unidos, los de Minnesota son y serán siempre recordados por este tema que se aprovechó por entonces de la buena acogida del rock alternativo en las listas de ventas. Hasta acabó teniendo un papel protagonista en 2011 en un flashmob de la olvidable película Con Derecho a Roce.

Hole: Celebrity Skin

Cuatro años después de la muerte de Kurt Cobain su viuda, Courtney Love, seguía siendo una de las personas más odiadas por los fans de Nirvana. Aunque en 1998 ella y su banda atinaron de lo lindo publicando un álbum que fue una grata sorpresa en la época gracias a este tema y Malibu. Su momento de mayor popularidad, sin duda.

Mousse T: Horny

El productor alemán sonó, y mucho, en las terracitas veraniegas con todo un artefacto de baile que en nuestros días sigue siendo una apuesta segura verbenera. Esas trompetas falseadas en el estudio y su letra erótico-festiva no pasan de moda.

Stardust: Music Sounds Better With You

La historia de este trio francés fue un visto y no visto ya que apenas estuvieron en activo entre 1998 y 1999. Pero eso sí, no hay que olvidar que entre sus integrantes estaba Thomas Bangalter, el cincuenta por ciento de Daft Punk. La canción en cuestión, cuyo vídeo fue dirigido por Michel Gondry, fue un anticipo del festín house apto para todos los públicos que en 2001 los robots explotaron en el siempre a reivindicar Discovery. El french house llegaba para quedarse.

Stars on 54: If You Could Read My Mind

Con la excusa del estreno del filme 54 tres de las mayores divas de las cantaditas house (Ultra Naté, Amber y Jocelyn Enriquez) se unieron para versionar la célebre canción de Gordon Lightfoot. ¿El resultado? Un himno impecable para la comunidad LGTB que no sabemos por qué no sigue sonando todavía cada fin de semana.

Cher: Believe

Si quieren echar la culpa a alguien sobre el abusivo uso del autotune en nuestros días hablen con Cher, una de las primera en popularizar el procesador de voz con este tema que fue todo un éxito global. En 1998 no sólo encandiló a una nueva generación con un disco perfecto para la pista de baile, sino que volvió a demostrar que sabe lo que se hace para estirar aún más su leyenda.

Madonna: Frozen

Dejando a Cher aparte, la absoluta reina de la reinvención dejó a la crítica y al público boquiabiertos con Ray of Light. Tras los escándalos de la era Erotica y estrenarse en la maternidad, Madonna decidió alzarse como nuevo icono de la modernidad (gracias a la producción de William Orbit) con un disco que va a tener muy difícil de superar. Muchos que ahora son treintañeros la descubrieron con el vídeo de Frozen, por lo que no podía faltar aquí.

Vengaboys: Up & Down

El extinto sello Vale Music trajo gratas sorpresas a nuestro país en lo que a eurodance se refiere. Ahí estaba este cuarteto de Rotterdam que se hizo de oro con sus canciones del verano y que durante los años siguientes sonaron hasta la extenuación en todas las terrazas de Europa disfrazados por su peor enemigo.

Britney Spears: …Baby One More Time

De ser una alumna aventajada de la factoría Disney a convertirse en objeto de deseo de medio mundo. Cuando los vídeos virales no existían ella consiguió lo imposible sin necesidad de internet: que todos quedaran pegados al televisor para verla bailar de colegiala sexy. Antes de su bajada a los infiernos en 2007 nadie discutía por entonces que iba a dar mucha guerra en el mundo del pop.

Brandy & Monica: The Boy Is Mine

Por mucho que hayan pasado los años sigue siendo uno de esos temas para enmarcar del r&b con pretensiones pop. La canción, inspirada en el The Girl Is Mine de Michael Jackson y Paul McCartney, bien podría haberse editado recientemente. Ha pasado estupendamente la barrera del tiempo.

The Offspring: Pretty Fly (for a White Guy)

Pese a que algunos les tacharan de vendidos, los californianos consiguieron probablemente su mayor éxito internacional con esta canción que caló muy hondo en la MTV. El pop punk se vivió con mucha intensidad en los institutos de España gracias a bandas como esta.

Alanis Morisette: Thank U

Por mucho que su momento de mayor popularidad lo consiguiera en 1995 con Jagged Little Pill, el siguiente álbum de la canadiense seguía teniendo números de lo más interesantes como este medio tiempo en el que, para su vídeo, Alanis no se lo pensó dos veces para dejarse grabar como Dios la trajo al mundo.

Lauryn Hill: Doo-Woop (That Thing)

Había quien tenía dudas por entonces sobre un disco de Lauryn Hill sin el apoyo en el estudio de sus antiguos compañeros en The Fugees, pero tan pronto se editó The Miseducation of Lauryn Hill la estadounidense calló muchas bocas. Tantas que en 1999 se llevó para casa cinco Grammys (incluido el de Álbum del Año) gracias a canciones como esta que siguen sonando genial como el primer día.

Garbage: I Think I’m Paranoid

Se sorprenderían de ver cuanta gente guarda en casa un disco naranja en el que figura Version 2.0. en su portada. Del segundo álbum de los estadounidenses se extrajeron media docena de singles que calaron muy hondo. Resulta complicado quedarse sólo con un tema, pero guardamos especial cariño a I Think I’m Paranoid.

Marilyn Manson: Rock Is Dead

Aunque el tema formó parte un año después de la banda sonora de Matrix, la primera vez que pudo escucharse fue en 1998 con la publicación del siempre a reivindicar Mechanical Animals. A muchos les chocó que, tras Antichrist Superstar, Manson se abrazara al glam rock industrial, pero viéndolo ahora en perspectiva fue toda una estrategia para llegar a un mayor público. A pesar de que no está en su mejor momento firmábamos por una gira de aniversario de aquel álbum.

Robbie Williams: Millennium

El británico se comió con patatas a sus ex compañeros en Take That cuando decidió abandonar la boy band para montárselo en solitario. La consolidación de su carrera vino con este single que formaba parte de su segundo largo, I’ve Been Expecting You, en cuyo vídeo se metió en el pellejo de James Bond.

N’Sync: Tearin’ Up My Heart

Dos años más tarde de que los Backstreet Boys se colaran en las carpetas de la inmensa mayoría de jóvenes premenstruales, otro quinteto de chicos aterrizó en 1998 para probar su misma suerte. La banda liderada por Justin Timberlake debutaba aquel año con un primer álbum en el que se incluía (con perdón de Bye Bye Bye) una de sus canciones insignia.

 Air: Sexy Boy

El dúo francés debutaba aquel año con Moon Safari, el álbum más accesible y celebrado de su carrera. En él había este tema que, años después, sigue estando en muchas playlists de canciones perfectas con las que intimar en la cama.

Beastie Boys: Intergalactic

Escuchando apenas un par de segundos es muy fácil de identificar, lo cual siempre es buena señal. El trío se llevó el Grammy a Mejor Interpretación de rap gracias a esta canción. Aunque igual de recordado es su vídeo, todo un homenaje a los kaiju nipones.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información