Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iceta y el indulto

Me ha sorprendido Miquel Iceta, y para mal. Y lo siento, porque su sensatez en la insensatez que domina una parte de la política catalana era una esperanza ya que creo que es el único que puede servir de puente entre visiones muy enfrentadas. Pero indultar a quienes hayan cometido un delito solo por el hecho de que son personajes políticos hace que el resto de ciudadanos nos sintamos de una clase inferior, porque nosotros no vamos a gozar nunca de esa sensación, supongo que embriagadora, de experimentar en primera persona lo que es la inmunidad ante la ley. Ese privilegio del que nadie goza, ni debe gozar.— Dionisio Rodríguez. Villaviciosa de Odón (Madrid).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.