Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El personaje deportista

"Si no fuera actriz, seguro que hubiera sido surfista"

Para Mariam Hernández el deporte es su vía de escape. Su principal forma de evadirse y renovarse entre escena y escena

La actriz canaria Mariam Hernández, junto a un 'longboard'.
La actriz canaria Mariam Hernández, junto a un 'longboard'.

La interpretación y el deporte son dos mundos indisociables en la vida de Mariam Hernández (Fuerteventura, 1983). La actriz entiende el mundo a través de sus dos pasiones. Entre rodaje y rodaje, como los de las dos películas que la tienen ocupada en este otoño-invierno, Hernández disfruta de su tiempo libre de la manera más sana. “El deporte es mi ancla a tierra y mi vía de escape. Me ayuda a tener la cabeza ordenada y a estar serena. Lejos de cansarme, me renueva”, confiesa la intérprete.

¿Qué significa el deporte en su vida?

En el deporte está mi filosofía de vida. Hace años abrí mi página web, Surfeando mi vida. Su título es como mi lema personal y profesional. Mi día a día es como el surf: hay que esforzarse, remar mucho, esperar en el pico, elegir la ola adecuada. Y a veces te equivocas, pero no pasa nada, todo vuelve a empezar: vuelves a remar. Cuando llega una ola buena y la coges es la mayor felicidad del mundo. Es como la vida, hay que trabajar y tener paciencia. Me ayuda mucho en una profesión inestable como la mía.

¿Qué ha estado haciendo después de despedirse de Henar (su personaje en Amar es para siempre, de Antena 3)?

Me tomé unos meses sabáticos en los que he estado en mi tierra, Fuerteventura, y disfrutando mucho del deporte en general, del surf, el kitesurf y de las escapadas.

Y ahora va de rodaje en rodaje.

Sí, he terminado una peli, Sol a cántaros, y ahora estoy en pleno rodaje de Ajedrez para tres, junto a Leticia Dolera, Javier Rey y Brays Efe, entre otros. Es el primer largometraje de Inés de León, e interpreto a la mejor amiga de la protagonista [Dolera]. Estoy muy contenta con mi personaje. No tiene filtro, piensa después de hacer las cosas y luego pide perdón, pero es una mujer muy moderna.

¿La vamos a seguir viendo en cortometrajes?

Hace poco volvió a protagonizar uno de los que participaron en el festival Notodo. Siempre voy a estar vinculada al mundo del corto. Me gusta muchísimo. Yo soy una actriz más de comedia que de drama, y en los cortometrajes puedo interpretar a personajes para los que no me llamarían en un largo. Me encanta la creatividad de este mundo, pero ha llegado un punto en el que elijo lo que hago, y selecciono ideas de amigos o guiones que me gustan mucho. Pero no lo voy a dejar nunca.

Si no hubiese sido actriz, ¿a qué se habría dedicado?

Seguro que hubiera sido surfista o kitesurfista. El mar me da la vida, me ayuda a preparar los guiones mejor, me hace concentrarme. Y con el surf me divierto tanto como con la interpretación.

¿Sus amigos le piden consejos sobre deporte?

Sí. Para mí lo más importante siempre es ir bien equipada. Yo soy más de outdoor que de gimnasio, me gusta el aire libre, incluso ahora con el frío. Practiques el deporte o la rutina que practiques, lo tienes que hacer con los elementos adecuados. Ropa transpirable, buena, térmica y todo lo que reduzca el sufrimiento.

¿Y usted es de la que regalan artículos deportivos?

Totalmente. Suelo regalar cosas deportivas porque creo que todo el mundo debería hacer deporte. Reduce la ansiedad y el estrés y ayuda a estar mucho mejor pero de verdad, no es ninguna chorrada. Para los niños, que son cada vez más sedentarios, es un regalo buenísimo. Yo estoy convencida de que a todo el mundo le gusta algún deporte porque hay muchísimos. Solo tiene que descubrir cuál es el suyo, y cuanto antes lo haga, mucho mejor.

¿Algún deporte que nunca practicaría?

Creo que ninguno. Lo único que me falta es tiempo.

Más información