Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Verne

Guía completa para mantener relaciones sexuales durante la menstruación

Tener relaciones durante el periodo ayuda a reducir el dolor

Guía completa para mantener relaciones sexuales durante la menstruación

¿Cuántas veces te han entrado ganas de tener relaciones sexuales con la menstruación y no has sabido cómo hacerlo? ¿O cuántas has tenido una cita y ¡tachán! ahí estaba la regla? Muchas mujeres no se sienten con confianza para tener una relación sexual durante su periodo. Todavía hay personas que creen que si tienes la regla no te puedes bañar, o no puedes tocar una planta, o hacer mayonesa. Y entre todas estas cosas, todavía hay mujeres que creen que con la menstruación no pueden tener relaciones sexuales. ¿Y sabías que puede ayudar a reducir el dolor o a tener orgasmos más intensos?

Adiós a los prejuicios

Para poder tener encuentros íntimos durante la regla, lo primero que tenemos que hacer es librarnos de prejuicios y vergüenzas. Esto es un gran paso para normalizar nuestro periodo, el ciclo natural de una mujer. Elena Crespi, sexóloga y terapeuta de parejas, explica que “muchas mujeres no quieren tener relaciones durante la menstruación porque, históricamente, se ha tratado la menstruación como un momento horrible. La regla se vive como un castigo divino, es la venganza que Dios infringe a Eva por morder la manzana, por ser curiosa. Por lo tanto, en una situación así es difícil vivir el placer o el sexo con naturalidad”. El doctor Sergio Haimovich, ginecólogo y obstetra, lo confirma. “Se trata de un tema bastante complejo en el que actúan no solo factores fisiológicos sino también psicológicos. Hay mujeres que no están tan receptivas para tener relaciones sexuales durante la menstruación como en otro momento del ciclo. Siempre explico que el sexo se encuentra entre las orejas y no entre las piernas”.

Para arrojar un poco de luz al tema, se realizó un estudio a 108 mujeres, de las cuales 92 eran sexualmente activas. Esta investigación, desarrollada por las doctoras Allen y Goldberg en 2009 y publicada en The Journal of Sex Research, constató que 40 de esas mujeres practicaban sexo durante la menstruación, 37 declararon que nunca tendrían relaciones íntimas durante el periodo, 8 dijeron que lo intentaron una vez y nunca volverían a hacerlo y 7 explicaron que rara vez lo harían y solo bajo ciertas condiciones. El mismo estudio engloba a 9 hombres sexualmente activos de los cuales 7 confirmaron haber mantenido relaciones con su pareja mientras menstrua. ¿Y cuál fue su declaración? Lo consideraban una parte más de la relación íntima comprometida.

“Se trata de un tema bastante complejo en el que actúan no solo factores fisiológicos sino también psicológicos. Siempre explico que el sexo se encuentra entre las orejas y no entre las piernas”

Más placer y menos dolor menstrual

“Cuando tenemos la regla está todo mucho más sensible y algunas mujeres sienten más placer. Además, la sangre es un tipo de fluido más entre todos los que hay durante el sexo. Lo que pasa es que mancha de forma distinta. Para evitarlo podemos utilizar una toalla o algo para proteger la zona de las relaciones sexuales”, afirma Elena Crespi. Durante la fase menstrual, se ha comprobado que el cuello del cérvix baja lo que aumenta el placer y la sensibilidad de la vagina. Algo que para algunas mujeres puede ser molesto durante la penetración, para otras puede ser muy placentero.

“Hay estudios que demuestran que tener relaciones sexuales durante la menstruación disminuye el dolor menstrual de manera significativa. Esto es debido a factores fisiológicos, ya que durante las relaciones sexuales y sobre todo cuando hay orgasmo, se liberan endorfinas y sustancias como la oxitocina. Las endorfinas son como una morfina propia del cuerpo que actúa como analgésico. Y la oxitocina, conocida como la hormona del placer, también contribuye a todo esto”, asegura el doctor Haimovich. Elena Crespi también lo confirma. “El sexo es beneficioso para el dolor por dos motivos. Si conseguimos un estado de excitación elevado, nuestra mente está focalizada en otra cosa ajena al sufrimiento (y el poder de la mente es maravilloso). Y, por otro lado, si hay orgasmo las contracciones vaginales ayudan a paliar el dolor”.

Cuidado con las ETS

Como punto negativo podríamos destacar el ligero aumento de contagio de ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual) o ITS (Infecciones de Transmisión Sexual) durante las relaciones. “Existen estudios que han demostrado que mantener relaciones sexuales durante la menstruación aumenta el riesgo de infecciones dentro de los órganos internos. Esto es debido a que, durante el periodo, el cuello de la matriz de la mujer que está permitiendo la salida de la sangre, también permite la subida de elementos durante el sexo que podrían contribuir a una infección”, explica el doctor Haimovich.

En 1996, los doctores Tarick y Aral realizaron un estudio sobre el incremento del riesgo de contagio de ETS, especialmente de VIH, durante la menstruación. Y aunque ellos en aquella época recomendaban la abstinencia, los especialistas actualmente apuestan por la protección. “Podemos utilizar el preservativo durante la penetración y/o una banda de látex que venden en las tiendas eróticas para evitar el contagio durante el sexo oral. Con esta banda se cubre de látex la vulva de la mujer y se puede lamer como se quiera con total seguridad”, aconseja Elena Crespi. La copa menstrual o el tampón pueden ser dos aliados para practicar el sexo oral.

Una vez pasamos a la acción, no existe ninguna postura específica para tener relaciones durante el periodo. Podemos tener encuentros íntimos en la ducha, para aquellas mujeres que les dé cierto apuro manchar, o empezar a probarlo en los últimos días de regla. Aunque, según el doctor Haimovich, “aquellas mujeres que tienen tendencia a tener relaciones sexuales durante la menstruación son mujeres que tienen menos bloqueos y menos tabúes, por lo tanto, están más receptivas a ir más allá y a disfrutar más plenamente del sexo”. Tomamos nota.

Más información