Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El destino de Mary de Dinamarca estaba en el tarot

La esposa del heredero de la corona danesa ha explicado en un libro que una adivinadora le anunció que iba a ser famosa y a abandonar su Australia natal

Federico y Mary de Dinamarca.
Federico y Mary de Dinamarca. GTRES

Mary de Dinamarca era una prometedora abogada que trabajaba en una agencia de publicidad, de 28 años, que vivía en Sídney cuando conoció a Federico de Dinamarca. Fue en el año 2000 durante la celebración de los Juegos Olímpicos. Varios príncipes que habían acudido a presenciar las pruebas quedaron para salir una noche, entre ellos estaba Felipe de Borbón. En uno de los locales que visitaron estaba Mary con un grupo de amigas. El fechazo fue inmediato y la pareja inició una relación que culminó con una boda en mayo de 2004.

Meses antes, la ahora princesa danesa, visitó a una echadora de carta que con el tarot le predijo que iba a conocer a un hombre extranjero, que se haría famosa y se mudaría a vivir a Europa. Lo ha contado ella misma según informa el diario danés Kristeligt Dagblad a Jens Andersen, autor de Under the Bar, la nueva biografía autorizada de su marido. "Así que me fui de allí y pensé: 'Bueno, sí, eso es muy divertido, pero nada más",  ha desvelado ahora.

La adivinadora acertó pero Mary, eso sí, tuvo que salvar la inicial oposición de la reina Margarita que no veía con buenos ojos la elección de su hijo.

Ejemplares de la biografía autorizada de Federico de Dinamarca.
Ejemplares de la biografía autorizada de Federico de Dinamarca. GTRESONLINE

"Siempre he estado interesada en lo espiritual, en el misterio. Creo en el destino", ha contado.

Poco después, el heredero de Dinamarca conoció a su novia en el Slip Inn de Sídney, un restaurante y bar en el centro de la ciudad. Hablaron toda la noche, pero Mary no se dio cuenta de que Federico que se había presentado simplemente como "Fred", era un príncipe.

"La primera vez que nos conocimos, nos dimos la mano", dijo sobre su presentación. "No sabía que él era el príncipe de Dinamarca. Media hora más tarde, alguien se me acercó y me dijo: "¿Sabes quiénes son estas personas?"

La relación de la pareja se forjó a base de viajes de ida y vuelta entre Australia y Dinamarca. Padres de cuatro hijos y casi 14 años después, el príncipe heredero celebrará su 50 cumpleaños en mayo de 2018.

Al igual que su esposa, el príncipe heredero es un poco fatalista, aunque aparentemente tiene poco tiempo para los echadores de cartas del tarot. "Creo en el destino", dijo. "Cuando miro hacia atrás y veo todas las cosas emocionantes que me han sucedido, pienso que no son aleatorias. Pero no trato de mirar hacia delante y decir: '¿Puedo predecir mi destino para los próximos dos años?". Ya añade: "No quiero hablar con nadie que diga que puede. Nadie debería leer nada sobre mí y mi futuro ".

Dinamarca es una de las monarquías más antiguas del mundo. Los príncipes herederos goza de una gran popularidad y se especula con la posibilidad de que Margarita de Dinamarca abdique.