_
_
_
_

Prohibido ladrar fuera de hora, pero no graznar

Los perros no podrán hacer ruido durante las horas de descanso en la provincia rusa de Novosibirsk

Un perro ladra.
Un perro ladra.Aine (Flickr)

Los perros deberán reprimir sus instintos mientras los humanos descansan en la provincia rusa de Novosibirsk. La región se dispone a prohibir que los canes ladren durante las horas de reposo y a establecer multas de hasta 72 euros a sus dueños si los animales no cumplen la norma. 

El Parlamento regional de Novosibirsk ha aprobado este jueves en primera lectura una iniciativa para que los perros tengan prohibido ladrar desde las 22.00 hasta las 7.00 en días laborables en esta región del centro sur de Rusia, informa Efe. La restricción se extiende hasta las 9.00 los fines de semana. La iniciativa también propone que la prohibición rija durante la hora del almuerzo: los canes no podrán hacer ruidos molestos entre las 13.00 y las 14.00 todos los días.

Los perros no son los únicos que deberán guardar silencio. También los gatos deberán controlar su maullido en las horas de descanso. El diputado local Evgueni Smishlyaev ha dejado en claro, sin embargo, que la norma "no prohíbe gruñir a los cerdos, cantar a los gallos ni graznar a los gansos".

Los dueños de los animales que incumplan la norma pagarán multas según la gravedad de la infracción. Cualquier violación de la norma conllevará una multa de 3.000 rublos (43 euros). Si la primera penalización no es suficiente para que los perros y los gatos se comporten y los animales que ya habían sido amonestados vuelven a provocar ruidos fuera del horario establecido, sus dueños deberán desembolsar otros 5.000 rublos (72 euros).

La norma ha generado críticas en la red, donde ya ha sido bautizada como la ley del silencio de los gatitos. El diputado Smishlyaev ha precisado que "nadie va a castigar al dueño del animal si este de pronto se pone a ladrar o maullar cuando alguien toca el timbre".

Las autoridades de Novosibirsk no son pioneras en este tipo de medidas. En 2011, la localidad española de Viator, de Almería, prohibió dejar en patios, terrazas o balcones animales que "con sus sonidos, gritos o cantos" perturben el descanso de los vecinos de 15.00 a 17.00 y de 22.00 a 8.00. En 2015, la localidad de Controne, en el sur de Nápoles, en Italia, también estipuló una restricción para que los perros no emitan ruidos molestos durante la hora de la siesta y los horarios de descanso nocturno. En esa localidad, las multas ascienden hasta los 500 euros. 

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_