Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Icon para Teka

Este ‘gadget’ no envía fotos, pero prepara la mejor lasaña del mundo

Los nuevos hornos no solo le ayudan a elaborar platos, además quedan bien en la cocina y hasta se limpian solos

Este ‘gadget’ no envía fotos, pero prepara la mejor lasaña del mundo

Hubo un tiempo en que un horno era simplemente un compartimento con una resistencia capaz de alcanzar una gran temperatura durante un tiempo prolongado. Sin embargo, este mecanismo tenía también sus inconvenientes: era impreciso y requería vigilancia constante, los alimentos se quemaban o resecaban con facilidad y gastaba una cantidad exagerada de energía. Un capítulo extra de la pesadilla llegaba a la hora de limpiarlo: productos agresivos, horas frotando y un derroche de fuerzas y tiempo desmesurado.

Por suerte, la tecnología punta no solo sirve para crear sofisticados gadgets de bolsillo capaces de ponerle en contacto con los amigos, medir sus pulsaciones y ayudarle a encontrar la mejor ruta sin tráfico: también genera dispositivos capaces de reconciliar con el horno al más escéptico de los foodies.

La nueva gama de hornos WISH de Teka se basa en esa idea: en poner la tecnología al servicio de las prestaciones que realmente necesitamos. Por ejemplo, la tan temida hora de la limpieza. Hace mucho que los hornos más sofisticados incorporar tecnología pirolítica apta para limpiar a fondo el horno de vez en cuando, pero muy pocos tienen en cuenta su limpieza diaria, que requiere procedimientos menos agresivos. La respuesta de Teka ha sido una nueva tecnología llamada DualClean, que combina la pirólisis (para una limpieza profunda) con un Hydroclean que limpia el horno con vapor de agua y que se puede emplear tras cada uso.

Este ‘gadget’ no envía fotos, pero prepara la mejor lasaña del mundo

Sin embargo, lo divertido de un horno no es limpiarlo, sino usarlo. Y la nueva generación de hornos que presenta Teka, que cuenta con clasificación energética A+ (es decir, que ahorra hasta un 20% de energía respecto a la generación anterior) está pensada para divertirse cocinando. De entrada, muchos de sus hornos son modelos de gran capacidad, con espacio suficiente para preparar un asado para toda la familia o incluso para cocinar varios platos a la vez.

Tampoco deja margen para el error: su sistema, dotado de una pantalla TFT que es casi una Tablet futurista, permite modular la temperatura, el tiempo y la intensidad con que cocinamos cada plato, algo esencial, por ejemplo, a la hora de asar grandes piezas de carne o pescado. Y esta prestación es muy útil para practicar una cocina más sana. Grandes chefs como el especialista en alimentación saludable Jamie Oliver llevan tiempo insistiendo en que, al margen de modas pasajeras y artilugios complicadísimos, el horno es una herramienta perfecta para elaborar alimentos sin necesidad de aditivos ni de complicaciones calóricas. También para reconciliarnos y perder el miedo a la más legendaria de las tradiciones culinarias: la de nuestras madres. Los hornos WISH de Teka cuentan con un asesor personal capaz de guiar durante la elaboración de hasta 50 recetas sin posibilidad de pérdida. Ya no hay excusa para no convocar grandes cenas en casa. Eso sí, para invitar a los amigos tendrá que utilizar otros gadgets. Hay cosas que ni el más completo de los hornos puede hacer por usted.

 

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.