Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¡Acuérdate de la insulina!

Insulclock es un dispositivo eléctrónico que permite a los diabéticos controlar su medicación

Un pequeño capuchón anclado a la parte superior de la pluma de insulina (un artilugio con forma de bolígrafo que permite inyectar el medicamento) basta para monitorizar, a través de una aplicación móvil, las horas, las dosis y el tipo de insulina que cada paciente debe inyectarse. Comparte, además, esos datos con el médico y otras personas autorizadas como padres o tutores, en el caso de menores. Se llama Insulclock y costará 249 euros cuando se comercialice a finales de 2017.

“Uno de los principales problemas de los diabéticos es la constancia respecto a la enfermedad”, apunta Suso Pérez, responsable de investigación de mercado en I+D de Insulcloud, una empresa creada para el desarrollo de este producto por el periodista, con experiencia en dirección de empresas de desarrollo web, José Luis López y el ingeniero técnico industrial Jesús Arenas.

Insulclock

¡Acuérdate de la insulina!

Fundador:  Jesús Arenas, de 44 años y José Luis López, de 41 años.

Estado: Activa.

Localización: Madrid.

Ámbito: Medicina.

Idea: Dispositivo y aplicación móvil.

Web: https://insulclock.com/

López, de 41 años y diabético desde hace más de 20, buscaba algo que le ayudase a controlar su medicación y no encontró nada en el mercado. Por eso propuso a Arenas crear un producto que facilitara a cualquier persona este control. A finales de 2014 pusieron en marcha el proyecto.

Durante los dos años siguientes han presentado su iniciativa a diversos concursos gracias a los cuales han recaudado 2,5 millones de euros (parte de esa cifra, 1.035.000 euros, proviene de la primera y la segunda fase del programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea, otros 211.000 euros, del programa Neotec del Ministerio de Industria.

Actualmente han formado un equipo de 19 profesionales y llevan a cabo el primer ensayo clínico en la Universidad de Emory, en Atlanta (Estados Unidos) “Ahora mismo somos un producto tecnológico como puede serlo la pulsera Fitbit [que monitoriza la actividad física del usuario], pero nos gustaría contar con el reconocimiento de medical device [aparato médico]”, completa Pérez.