Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dictadura del "me gusta"

Tengo la sensación de que hemos perdido la capacidad de reacción ante el fracaso y exigimos, además, un refuerzo positivo poco meditado e inmediato a nuestras acciones. Los factores por los que se ha llegado a esto serán múltiples, pero es muy probable que las nuevas formas de comunicación —chat o redes sociales— hayan simplificado tanto nuestro mensaje y pensamiento que aportan muy poco al cultivo de nuestro raciocinio o valores. Así, por poner solo un ejemplo, lo más probable es que hoy la memoria de su móvil se haya completado con memes en WhatsApp, tuits, vídeos en Facebook, o fotos en Instagram a los que debes responder de forma inmediata y poco meditada con 140 caracteres o con un “me gusta”. Pues dejarlo en “visto” sin responder, o hacerlo con un “no me gusta” —aunque sea por error— es considerado de mala educación. Calculen ahora nuestro avance intelectual o el de nuestros jóvenes —muy pendientes del móvil—, tras un inesperado “suspenso” o una aprobación con un solo clic de por medio.— Luis Alberto Rodríguez Arroyo. Santo Tomás de las Ollas (León).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.