Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Octavio y Mario

Indignada, estupefacta y triste, leo en la edición del país del 10 de julio, en un texto dedicado a Mario Vargas Llosa, una mentira de Juan Cruz que escribe: “Octavio Paz pidió echar de México a Mario Vargas Llosa...”. Esta drástica declaración es una calumnia que perjudica tanto la integridad del poeta como el prestigio del periodista. Octavio y Mario son dos naturalezas nobles y en ellos el compromiso moral siempre ha ido a la par de su deslumbrante creatividad literaria; y si alguna vez tuvieron unas rencillas jamás interrumpieron su mutua admiración, amistad y afecto. Mantuvieron el diálogo con la misma pasión crítica que los caracteriza, enfrentando con valentía mentiras, envidias, ninguneo, ostracismo; en fin, todas las turbulencias ideológicas del siglo XX.

Por eso, en nombre de la verdad y la libertad, que tanto ansiaba Octavio, pido una rectificación urgente a Juan Cruz, quien, con su difamación, ha suscitado un lamentable perjuicio al recuerdo de la figura generosa e intachable de Octavio Paz.— Marie José Paz.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.