Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Courteney Cox se arrepiente de sus retoques estéticos

La actriz de 'Friends', de 53 años, se ha retirado sus rellenos faciales y ha admitido lo complicado que es envejecer en la industria de Hollywood

Courteney Cox
La actriz Courteney Cox en la gala 'Innovadores para un planeta saludable', el pasado mes de marzo en California.

Courteney Cox es una de las famosas que ocupan los primeros puestos en la lista de personalidades de Hollywood que ha recurrido a la cirugía estética para intentar luchar contra el paso del tiempo, pero ahora la actriz de Friends ha decidido decir basta y aceptarse tal y como es. Cox, de 53 años, ha confesado a la revista New Beauty que se arrepiente de muchos de sus retoques y ha revelado que ya ha dejado atrás los rellenos faciales para llegar a ser lo más natural posible. "Me han disuelto los implantes de relleno. Me siento mejor porque parezco yo misma. Las cosas van a cambiar. Todo caerá. Traté de no estropearme, pero en realidad, me daba una falsa apariencia", ha explicado.

Cox ha admitido lo complicado que es envejecer en Hollywood y la presión por “mantenerse al día” en esta industria. "Crecí pensando que la apariencia era lo más importante y es muy triste porque me metí en problemas. Estuve trabajando duro por mantenerme pero, en realidad, empeoró las cosas", ha lamentado.

Además, la actriz ha relatado lo fácil que resulta caer en la cirugía estética. "Un día alguien te dice 'estás bien pero no te vendría mal una inyección de relleno por aquí o un poco por acá', y te recomienda a algún especialista muy bueno cuyos resultados son muy naturales. Y vas y lo haces. La primera vez sales contenta porque apenas se nota y luego repites y así varias veces hasta que te ves en una foto y dices 'Ups, esto es terrible".

Courteney Cox se arrepiente de sus retoques estéticos

Y eso fue lo que le ocurrió, cuando no le gustó lo que vio decidió renunciar a todo tipo de inyecciones y cirugías. "Es necesario tener movimiento en la cara, sobre todo si eres delgada como yo. Esto no son arrugas son líneas de haber sonreído", ha asegurado orgullosa la protagonista de Cougar Town.

No es la primera vez que la intérprete habla abiertamente sobre la presión de la fama y la obsesión por perseguir la juventud. El año pasado ya confesó en el programa de televisión Running Wild With Bear Grylls que se arrepentía de algunas de las cosas que había hecho por mantener esa falsa apariencia.