Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Javier Hernando y Marta Rodríguez Pina con sus tres hijos, Iván, Alberto y Javier, de siete, cinco y tres años. Los cinco son sordos, e implantados.
Javier Hernando y Marta Rodríguez Pina con sus tres hijos, Iván, Alberto y Javier, de siete, cinco y tres años. Los cinco son sordos, e implantados.
6 fotos

Mi hijo sordo puede oír

Implantes cocleares para bebés en ambos oídos, audífonos digitales, frecuencias moduladas que conectan lo que dice el profesor con lo que escucha el alumno, bucles inductivos… Los avances médicos y técnicos han cambiado de tal forma la vida de los niños que nacen con sordera profunda que a veces es casi imposible distinguir su habla de la de un oyente. Acompañamos a dos familias para ver hasta dónde llega esta revolución tecnológica que ha recuperado uno de los cinco sentidos.

  • Javier Hernando y Marta Rodríguez Pina con sus tres hijos, Iván, Alberto y Javier, de siete, cinco y tres años. Los cinco son sordos, e implantados.
    1Javier Hernando y Marta Rodríguez Pina con sus tres hijos, Iván, Alberto y Javier, de siete, cinco y tres años. Los cinco son sordos, e implantados.
  • Los cinco son sordos, e implantados.
    2Los cinco son sordos, e implantados.
  • 3
  • 4
  • 5
  • En el patio de casa.
    6En el patio de casa.