Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enrique de Inglaterra participa en el Ramadán

El acto forma parte de una visita oficial del príncipe a Singapur, un día después del mortífero ataque ocurrido en Londres

El príncipe Enrique, en una recepción en la organización Jamiyah Children's Home.
El príncipe Enrique, en una recepción en la organización Jamiyah Children's Home. Getty Images

Enrique de Inglaterra comenzó este domingo una visita oficial a Singapur, un día después del mortífero ataque ocurrido en Londres. El príncipe, de 32 años, se reunió con personal y voluntarios de entidades benéficas de salud mental —un campo en el que invierte gran parte de su tiempo junto a los duques de Cambridge, en la campaña Heads Together— y también de organizaciones que luchan contra el sida. Enrique de Inglaterra también visitó la organización Jamiyah Children's Home, donde participó en un iftar, la comida de ruptura del ayuno durante el mes musulmán del ramadán.

Enrique de Inglaterra, durante su participación en un 'iftar', la comida de ruptura del ayuno durante el mes musulmán del ramadán.
Enrique de Inglaterra, durante su participación en un 'iftar', la comida de ruptura del ayuno durante el mes musulmán del ramadán. Getty Images

El quinto en la línea de sucesión al trono británico participó en una recepción en Eden Hall, residencia del alto comisionado británico en Singapur —un cargo equivalente al de embajador entre los países de la Commonwealth—, donde la bandera ondeaba a media asta en señal de duelo por los siete muertos en el atentado del sábado en la capital británica. Este lunes, el príncipe tiene previsto participar en un partido de polo benéfico para Sentebale, una ONG fundada por él mismo junto al príncipe Seeiso en 2006 que apoya a las personas afectadas por el virus VIH en Lesotho y Botswana. Un viaje del que está dando buena cuenta la cuenta oficial en Twitter del príncipe Enrique y los duques de Cambridge, que tiene casi 900.000 seguidores.

Después de Singapur, el príncipe viajará a Sídney (Australia) para promover la próxima edición de los Invictus Games, una competición deportiva impulsada por él que opone a cientos de soldados heridos o mutilados de todo el mundo, que tendrá lugar el año próximo. Este es una de las iniciativas en las que más está involucrado el príncipe, y que participa en ella desde que abandonara el Ejército.

El príncipe Enrique, a su llegada a Eden Hall.
El príncipe Enrique, a su llegada a Eden Hall. Getty Images

Más información