Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Escucha esto

El mundo de BFlecha es como un videojuego

La cantante y productora viguesa publica nuevo disco, el alucinante ‘Kwalia’, que presenta en directo en Madrid el 9 de junio

Bflecha

La portada de Kwalia ya es una declaración de intenciones: una escultura del artista Raúl Díaz Reyes nos muestra una estructura de láminas metálicas de diferentes colores y formas. Un objeto imposible de clasificar y, sin embargo, de formas armoniosas. Así también es la música de esta viguesa, que debe tanto al pop electrónicos como al R&B digital, y que no es ajena a influencias de otros sonidos y disciplinas más allá de la música. Belén Vidal, su nombre real, ha estado varios años dándole forma a este segundo álbum hasta encontrar sonidos, y sensaciones que conforman un mundo propio. Antes de su concierto en Madrid (9 de junio, dentro del Ballantine's True Music Festival) y su paso por el Sónar, hablamos con ella de inspiraciones, mundos propios y de por qué Vigo es la ciudad que más música innovadora nos está deparando.

Han pasado cuatro años desde la publicación de Beta hasta Kwalia, un disco que rebosa ideas. ¿Cómo ha sido la gestación del álbum?

Beta salió en 2013, durante 2014 estuve presentando el álbum en directo y en 2015 salió el single Specius Presente/ H2o. A partir de ahí fue cuando pude empezar a componer este álbum. Cuando ya tuve las demos listas y una idea más o menos clara a nivel conceptual, comencé a trabajar junto a Mwëslee y entre los dos desarrollamos la producción y el sonido global del disco e intentamos apoyar muchas de esos conceptos como los laberintos o la narrativa del mundo onírico transcribiéndolas a la música.

Quería incluir elementos que no había utilizado antes en mi música, así que tanto el proceso de investigación, hasta conseguir un sonido homogéneo y coherente, como el hecho de trabajar con otros productores y colaboradores hizo que el proceso fuera un poco más largo, pero creo que ha merecido mucho la espera para que quedase al 100% como yo quería.

"Hay una intención de ampliar el espectro de lo que aparece a simple vista, como cuando en los videojuegos descubres una puerta oculta y entras en una pantalla nueva"

Has comentado que también hay mucho trabajo detrás del concepto del disco, que buscabas conceptos que le dieran una unidad al conjunto. ¿Cuál es, para ti, el hilo o hilos conductores de Kwalia?

Kwalia es un disco que habla de temas universales como el amor o el ser, de cómo percibimos nuestra realidad y de nuestra relación con el tiempo. Hay una intención de ampliar el espectro de lo que aparece a simple vista, como cuando en los videojuegos descubres una puerta oculta y entras en una pantalla completamente nueva en la que nunca habías jugado. Al final no deja de ser una manera de sugerir que hay algo más, que hay otras maneras de ser y estar en el mundo. Aunque no trata de dar respuestas, sino de proponer un contexto para acercarse a la parte de nosotros que no conocemos, de explorar el lenguaje de nuestro inconsciente y lo que está escondido en lo abstracto.

¿Te ha servido para saber más cosas de ti misma, descubrir cosas que no sabías o que hasta ahora solo habías intuido?

Me gustaría que fuese una experiencia diferente y única para cada persona que lo escuche, de ahí precisamente el nombre del disco. A mí me ha servido sobre todo para reafirmarme en la dirección que decidí tomar hace tiempo como artista, ir más allá pero sin todavía llegar a destino, todavía queda mucho camino.

En ocasiones, en tu estética y letras se unen conceptos futuristas con otros más cercanos al misticismo. Me pregunto si quizás por eso también sientes predilección por las culturas asiáticas, en las que a menudo se chocan esos dos mundos.

Wayne Shorter contaba que unos astrofísicos le llamaron a él y a Herbie Hancock para estudiar sus improvisaciones y aplicarlo a las matemáticas en la investigación del universo. Esto me parece el mejor ejemplo de colaboración entre dos enfoques aparentemente opuestos (el instinto y la reglas), pero que en el fondo buscan un acercamiento a las mismas preguntas.

Me gusta inspirarme en esos dos mundos, uno más racional y el otro más intuitivo. Para mí la mezcla de los dos es importante y creo que se complementan. Investigar en cosas que aparentemente son contrapuestas es algo enriquecedor y te puede llevar a descubrir una nueva vía diferente a las dos anteriores. Mi música esta llena de esos contrastes, tanto a nivel estilístico y sonoro como conceptual, ese equilibrio de fuerzas es lo que aporta dinámica a la música y hace que esté viva.

Kwalia también invita a un mundo propio que has creado, uniendo en esa palabra dos conceptos distintos: Qualia y Kwale. ¿Hasta qué punto es importante crear un universo propio para cada uno de tus discos?

Para mí lo más importante es que las canciones tengan sentimiento. Después de eso, a nivel álbum, creo que tiene que aportar algo más, si están juntas esas canciones es por algo. A mí me ayuda imaginar un contexto que genere esa sensación global, que funcionen sus partes pero también funcionen como un todo homogéneo.

¿Cómo de importante son para ti todos los aspectos que no son estrictamente musicales, desde adoptar una estética determinada para fotos de promoción y clips, o las portadas? ¿Hasta qué punto te ayudan a contar una historia o a crear la atmósfera que buscas?

La imagen es otra vía más con la que expresar lo que quieres decir, a través de ella se pueden transmitir códigos y reforzar las ideas presentes en la música. Me gusta cuidar todos los aspectos que forman mi trabajo y así intentar que llegue el mensaje de la manera más completa y directa posible.

Llama la atención la colaboración de El Guincho en el disco, ya que se pueden apreciar inquietudes similares (aunque en ambos casos de una manera distintas) con lo que tú estás haciendo. ¿Qué cosas te atrajeron de su universo?

Con El Guincho ya había hablado para colaborar en mi anterior disco, pero por cuestiones de fechas no pudo ser, así que para este lo tenía pendiente. Me gusta mucho su trabajo y su intención de renovarse y hacer algo diferente cada vez. En Sinfín aportó un matiz casi contrapuesto a mi punto de vista y creo que ese contraste creó un buen equilibrio en el tema, que precisamente habla sobre percibir el tiempo y el espacio en toda su extensión para tener una perspectiva más amplia de las cosas.

"Estar en Galicia en general te una visión más periférica, más amplia. Estás fuera del meollo, donde están las modas o las escenas"

Desde Vigo nos han venido llegando desde hace unos años propuestas distintas pero que tienen en común estar mucho más al día de lo que se está haciendo fuera a niveles de sonido y producción. ¿A qué crees que se debe?

Aquí el invierno es muy largo, llueve mucho y meterse en el estudio es una buena manera de sobrellevarlo, ja ja. No sólo en Vigo, en Galicia en general, el estar aquí te una visión más periférica, más amplia, estás fuera del meollo, donde están las modas o las escenas y creo que eso da pie a que se desarrollen propuestas más personales y con carácter propio.

Al mismo tiempo, desde campos como el rap se está viendo como cada vez se abren más artistas a la influencia del R&B y el pop, con especial predilección por los sonidos sintetizados. Desde tu punto de vista, ¿qué te parece que se esté produciendo esta hibridación de sonidos?

Me parece bien, liberarse de las barreras preconcebidas de como tiene que sonar un estilo, al fin y al cabo la música que no evoluciona se queda estancada. Además representa la época que vivimos donde la tecnología hace más asequible que cualquier persona pueda hacer música.

¿Cómo se lleva el universo de Kwalia al directo? ¿Tienes pensado un show que también se base mucho en lo visual?

Pues intentaré aunar esté disco con mis antiguos trabajos y recrear ese ambiente del disco en la medida de lo que sea posible. De cara a más adelante estoy planteando un directo para salas donde quiero desarrollar los conceptos del álbum a través de la escenografía y luces.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.