Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

P. Diddy, demandado por acoso sexual por una exempleada

La excocinera del cantante afirma que le obligaban a servirle mientras él estaba desnudo tras mantener relaciones sexuales

Sean 'Diddy' Combs, el 1 de mayo en la gala del Met de Nueva York.
Sean 'Diddy' Combs, el 1 de mayo en la gala del Met de Nueva York. REUTERS

Sean Diddy Combs, más conocido como P. Diddy o Puff Daddy, se enfrenta a una demanda por acoso sexual. Una exempleada del rapero y productor musical le quiere llevar a los tribunales porque asegura que durante el tiempo que trabajó con él fue obligada a servirle comida después de que el cantante mantuviera relaciones sexuales con otras mujeres, y le debía servir mientras el cantante seguía desnudo. Ante las quejas por esto y otras cuestiones laborales, asegura, fue despedida.

“Era regularmente convocada por el señor Combs a preparar y servir entrantes y aperitivos a él y sus invitadas mientras estaban ocupados o inmediatamente después de una actividad sexual”, se lee en los documentos legales obtenidos por la revista People y presentados por Cindy Rueda este lunes en el Tribunal Superior de Los Ángeles (EE UU). Rueda fue contratada en enero de 2015 para trabajar a media jornada como cocinera del cantante, y en septiembre de ese mismo año su trabajo se amplió a jornada completa y llegó incluso a irse de viaje con P. Diddy. Unas jornadas que se llegaron a alargar desde las nueve de la mañana a la medianoche sin que se le pagaran las horas extra.

En algunas ocasiones, Rueda alega que el rapero, de 47 años, llegó a hacer comentarios sobre su cuerpo mientras él no llevaba nada de ropa y le preguntaba “si se sentía atraída o le gustaba su cuerpo desnudo”. Tras quejarse de las condiciones de trabajo y de no recibir su salario según lo estipulado a un miembro del equipo de Diddy, alega que fue incriminada en un robo que no cometió y despedida al año. Según informa The Hollywood Reporter —que también ha tenido acceso a la demanda y que publica en su página web—, la ama de Puff Daddy le ofreció un reloj que había encontrado en la papelera y ella se lo quedó. Según el abogado de Rueda, posteriormente devolvió la joya al serle requerida aunque se negó a firmar un documento que estipulaba que no iba a ser demandada si aceptaba un despido amistoso y rechazaba demandar a P. Diddy.

Una publicación compartida de DIDDY (@diddy) el

Hoy le demanda por acoso sexual, difamación, represalia laboral y estrés emocional intencionado por un hostil ambiente de trabajo y le pide dinero por los daños causados. “Esta es una demanda frívola por una exempleada descontenta y que fue despedida por una causa”, ha asegurado el representante del cantante a TMZ. P. Diddy no se ha pronunciado al respecto, aunque en una de sus últimas publicaciones en su cuenta de Instagram, en la que tiene ocho millones de seguidores, dice: "El silencio dice mucho más de lo que piensas".

No es la primera vez que P. Diddy tiene problemas con la justicia. En junio de 2015, fue arrestado y acusado de asalto con arma letal tras un incidente con el entrenador de su hijo del equipo de fútbol americano de la Universidad de California. Además, el pasado febrero fue demandado por un grupo de exempleados de su cadena musical Revolt TV, que aseguran que fueron despedidos por no ser “jóvenes y negros”.

Más información