Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La última batalla de las famosas: el derecho a decidir libremente la maternidad

Scarlett Johansson, Emma Watson, Emma Stone, Lena Dunham, Dakota Johnson son solo algunas de las actrices que reivindican en la soberanía sobre el propio cuerpo y apoyan a Planned Parenthood

Dakota Johnson y Emma Stone, en la pasada entrega de los Oscar.
Dakota Johnson y Emma Stone, en la pasada entrega de los Oscar. Gtres / Cordon Press

El derecho a decidir libremente la maternidad y la soberanía sobre el propio cuerpo ha sido una de las luchas tradicionales del feminismo. Y aunque sigue siendo un tema que divide y enfrenta a diferentes sectores de la sociedad, hay famosas que usan su influencia en pro de esta batalla que está por comenzar, pues el pasado viernes Donald Trump firmó una normativa para que le retiren la financiación pública a Planned Parenthood (Paternidad planificada, en castellano).

Scarlett Johansson, Emma Watson, Emma Stone, Lena Dunham, Dakota Johnson, Jennifer Lawrence, America Ferrera y Julianne Moore son solo algunas de las estrellas que apoyan públicamente a Planned Parenthood, una organización que facilita servicios de atención a la salud reproductiva, educación sexual y que lucha por “políticas que permitan que las personas prevengan embarazos no planificados a través del acceso a métodos de control de natalidad con un coste razonable”.

La imagen de la actriz Scarlett Johansson con un semblante indignado durante la marcha de las mujeres en enero pasado en Washington fue reproducida ciento de veces junto a su mensaje a favor de la paternidad planificada. Durante su intervención de ese día, no solo defendió el derecho a la soberanía del cuerpo femenino, sino también aprovechó para recalcar la importancia de Planed Parenthood (PP). “Cuando éramos adolescentes mis amigas y yo usamos los servicios de PP, no solo para asuntos relacionados con el control de natalidad, sino también para realizarnos exámenes de Papanicolaou. Ahora, también acudo a este centro para realizarme mis controles regulares”. Fue precisamente durante ese discurso que pidió a Donald Trump —quien ese mismo día era investido como presidente— que no promoviera iniciativas que perjudicaran a este tipo de organizaciones, pues le preocupa, dijo, que llegue un momento en el que ella no tenga derechos sobre su cuerpo.

Otra que nunca se muerde la lengua es Jennifer Lawrence. Tras un tiroteo en noviembre de 2015 a uno de los centros de PP la oscarizada actriz dijo a Glamour: “Es terrible. No es un ataque a los abortos, es un ataque a las mujeres. PP es mucho más que aborto. Mi madre era extremadamente religiosa cuando yo estaba en mi adolescencia. Yo nunca hubiera podido tener acceso a métodos anticonceptivos sino fuera por PP. Ni tampoco a exámenes de Papanicolaou o revisiones médicas”.

Amy Schumer, you beautiful nut! #womenarewatching #weheartplannedparenthood

Una publicación compartida de Lena Dunham (@lenadunham) el

Tras la elección del magnate republicano, y sus amenazas con cortar la ayuda a este tipo de centros, la etiqueta #StandWithPP (ApoyaelPP) se convirtió en la bandera de la lucha que no da tregua al presidente estadounidense. La cantante Ariana Grande tuiteó: “Las mujeres necesitan tener educación, salud y empoderarse”. Las intérpretes Julianne Moore y Maggie Gyllenhaal también han utilizado el hashtag en diversas ocasiones para reivindicar el derecho a decidir libremente sobre la maternidad.

Hay otras que no solo usan sus redes sociales o hablan en público. Lena Dunham, por ejemplo, lanzó en 2014 una camiseta rosada con la frase: “Lena ama a Planned Parenthood”. Tener amigos famosos tuvo un efecto positivo, sus colegas comenzaron a publicar en sus redes imágenes de ellas con la misma prenda y la organización logró publicidad gratis y efectiva. En 2016 el diseñador Marc Jacobs hizo lo propio: junto a Miley Cyrus y la artista visual Marilyn Minter crearon también una camiseta con el mensaje "proelección".

Mientras, Gwyneth Paltrow compartió un vídeo explicando la importancia de la labor que realiza PP en temas sobre la salud preventiva. Las últimas en sumarse en esta campaña por mantener vivo y operativo a PP han sido Emma Stone y Dakota Johnson. Elegantes y de gala se pasearon por la alfombra roja de los premios Oscar con un pequeño y discreto pin con el logo de la organización. Si bien no sacaron el tema frente a las cámaras, ambas lograron que se hablara del significado de su insignia. Una vez más, la organización tiró de sus afiliados más famosos para sumar adeptos a su cruzada contra la prohibición de financiar el aborto en el extranjero que Donald Trump firmó el pasado enero y para hacerle frente a los republicanos han firmado una normativa para cortar la financiación pública que Planned Parenthood recibe.