Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

James Hewitt niega ser el padre de Enrique de Inglaterra

El militar, que fue profesor de equitación de Diana de Gales, mantuvo una relación con la princesa

James Hewitt y, a la derecha, Enrique de Inglaterra.
James Hewitt y, a la derecha, Enrique de Inglaterra.

James Hewitt apareció en la noche del domingo en el canal australiano Seven y habló desde su casa en el suroeste de Inglaterra acerca del momento en que se enamoró de Diana de Gales. En el año en que se cumple el 20º aniversario del fallecimiento de la princesa, el capitán, de 58 años, acabó con un rumor que durante años ha rodeado la paternidad de Enrique de Inglaterra, el segundo hijo de Diana y Carlos de Inglaterra.

-"¿Es el padre de Enrique?", le preguntó la periodista Melissa Doyle .

-"No, no lo soy”, respondió tajante el examante de lady Di.

El militar retirado relató que comenzó su idilio con la princesa Diana, muerta en un accidente de tráfico en París en agosto de 1997, cuando esta le pidió que le diera clases de equitación. Hewitt se refirió a la princesa como "una persona bella y encantadora que estaba falta de amor", y no quiso entrar en detalles sobre la intimidad de su relación, que se hizo pública cuando se disponía a regresar a Londres al final de la guerra del Golfo. 

Preguntado sobre los rumores que han persistido durante décadas sobre si era el padre del príncipe Enrique, dijo: "Venden periódicos” y añadió: “Probablemente es peor para él, pobre”, en referencia a Enrique de Inglaterra. El que fuera mayordomo de la princesa Paul Burrell dijo hace tiempo que "no era posible" que Hewitt fuera el padre porque conoció a la princesa cuando su hijo menor ya tenía un año, aún así, incluso un cierto parecido ha hecho que esa duda nunca se haya despejado. "Creo que era muy fácil enamorarse de ella, así que no se me puede culpar", dice en la entrevista.

Diana de Gales, durante su visita a Washington en 1985. ampliar foto
Diana de Gales, durante su visita a Washington en 1985.

Durante años, Hewitt ha rentabilizado todo lo que ha podido su relación con Diana de Gales. Hace años intentó vender las 64 cartas que recibió de Lady Di, la mayoría de ellas durante el tiempo en que participó en la guerra del Golfo (1991) como comandante de una unidad de carros de combate. Hewitt afirmó tener "ofertas por una gran cantidad de dinero" por las misivas, pero desmintió lo publicado por el rotativo sensacionalista británico News of the World, según el cual le habían llegado a ofrecer unos 14,3 millones de euros por las 10 cartas más "jugosas". Aunque sí que se ha llegado a publicar un libro basado en esas misivas.

El comandante James Hewitt tuvo problemas con la justicia en 2004 tras ser arrestado en Londres por la policía cuando compraba drogas. Hewitt fue detenido en un bar de Fulhmam Road, al suroeste de Londres, en posesión de una droga del tipo A, que en Reino Unido supone cocaína, heroína, metadona, éxtasis o LSD.

Más información