Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Me dejas una taladradora o un disfraz de dragón?

Lendi es una ‘app’ que fomenta el préstamo entre vecinos de Barcelona

“Hola vecino, ¿me dejas un destornillador?”. Esta pregunta, que hasta ahora se hacía cara a cara, puede formulares también a través de Lendi, una aplicación que propone el préstamo gratuito entre personas que viven en el mismo barrio. Su objetivo es fomentar el consumo responsable y conectar a los vecinos poniendo en contacto a quien necesita un objeto con los que lo tienen. “Queremos recuperar la antigua cercanía de los pueblos”, apunta por teléfono Javier Velasco, de 29 años. Este murciano afincado en Barcelona dio con la idea hace tres años durante un viaje por el sudeste asiático. "Recibí mucha ayuda de la gente local: comida, ropa, casa y transporte. Llegué a la conclusión de que hacerlo les aportaba satisfacción".

Lendi

¿Me dejas una taladradora o un disfraz de dragón?

Fundadores: Javier Velasco, 29 años; Manaure Stoop, 27 años; Iván Pico, 35 años; Marta Barrieras, 27 años.

Estado: Se lanza a mediados de febrero.

Localización: Barcelona.

Ámbito: Economía social.

Idea: Aplicación para móviles.

Web: http://lendiapp.com/

Con la filosofía de que "compartir es vivir", puso en marcha en abril de 2016 un grupo de Whatsapp para pedir prestado herramientas, o cualquier otro objeto, entre 30 vecinos de Gràcia (Barcelona), el barrio en el que trabaja. La idea tuvo tanto éxito que pronto recibió peticiones para crear otros grupos en Sans, Poble Sec y Poblenou, “vecindarios con un tejido social fuerte”, sostiene Velasco, experto en marketing y miembro de Ouishare, una comunidad internacional que fomenta la economía colaborativa. Ahora cuenta con 350 usuarios.

Esta app ha salido de otra. Lendi, ha funcionado, hasta ahora, a través de Whatsapp. El interesado rellena un formulario y era agregado al grupo de su barrio. Allí pide lo que necesita y espera la respuesta del que lo tiene y quiere ofrecerlo. La versión app para Android de Lendi se lanzará en dos semanas e incorporará ventajas respecto a Whatsapp: contará con un seguro para los objetos prestados y un sistema de valoración de los usuarios para garantizar la confianza de los miembros. Su ámbito de préstamo,a demás, se ampliará a todos los barrio de Barcelona. Cuando haya rodado lo suficiente en la Ciudad Condal, esperan expandirse a toda España, ya que cada vez reciben más peticiones de fuera.

Los usuarios serán los que creen los grupos por zonas en la app. Cuando uno de ellos lance una petición, todos sus convecinos recibirán una alerta. Esta podrá regularse: desde apagarla, hasta limitar su cantidad al día.

Actualmente se prestan unos 70 objetos al mes, a través de los grupos de Whastapp de Lendi. “Principalmente herramientas y electrodomésticos, aunque a veces se piden cosas curiosas como un disfraz de dragón o un maniquí”, agrega Velasco que ha creado y costeado la app junto a otros tres socios. A uno de ellos lo conoció gracias a esa filosofía colaborativa. “Entré en contacto a Manaure Stoop (27 años), uno de los desarrolladores, preguntando en los grupos de Whatsapp”. A los otros dos, Iván Picó, ingeniero informático de 35 años, y Marta Barrieras, diseñadora de productos digitales de 27, los conoció en eventos de emprendedores digitales. Antes de dar forma a la aplicación, la idea ya había ganado la cuarta edición del Concurso Nacional Elevator Pitch para emprendedores, patrocinado por la empresa alemana Thyssengroup, y había quedado finalista en la cuarta edición de los premios Adecco a la idea joven más brillante.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información