Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madonna niega que quiera adoptar más niños

La cantante desmiente las informaciones sobre que vaya a ampliar la familia y asegura que está en el país africano por motivos solidarios

Madonna, junto a sus cuatro hijos, durante una visita de la familia a Malaui en 2013.
Madonna, junto a sus cuatro hijos, durante una visita de la familia a Malaui en 2013. AFP

Antes las informaciones reveladas por un portavoz de un juzgado de Malaui, Madonna ha desmentido que se encuentre en el país para adoptar a dos niños. Según ha informado la cantante a través de un comunicado, la artista se encuentra en África para controlar un hospital infantil en Blantyre.

"Estoy en Malaui para comprobar el hospital infantil en Blantyre y mis otros trabajos con Raising Malawi [su fundación], y luego me voy a casa", dice la cantante en el comunicado. "Los rumores sobre un proceso de adopción no son ciertos", sentencia.

Un portavoz de los juzgados de la capital Lilongwe informó a la agencia Afp que la cantante, que ya tiene dos hijos adoptados del país africano, había solicitado este miércoles en persona poder adoptar a dos niños más. Información ahora desmentida por su protagonista. Según fuentes gubernamentales, la cantante se encontraba a la espera del dictamen judicial. La cantante, que siempre ha publicado fotografías de sus viajes en su Instagram, ha convertido hoy en privada su cuenta en la red social.

Madonna, durante su última visita a Malaui, en una imagen que compartió en su Instagram.
Madonna, durante su última visita a Malaui, en una imagen que compartió en su Instagram.

La vinculación de la reina del pop con Malaui va más allá de Mercy James, a quien adoptó en un orfanato en 2009, y David Banda Mwale Ciccone Ritchie, que adoptó con su exmarido, el director Guy Ritchie, en 2006. Madonna tiene una fundación llamada Raising Malawi, y precisamente en julio del año pasado viajó hasta el país del sudeste africano para comprobar los avances de los trabajos de su ONG, que fundó en 2006 y trabaja en orfanatos de la zona así como con las instituciones que protegen a los huérfanos del país para, entre otras cosas, construir escuelas. Según informaron medios locales, la artista, de 58 años, llegó este miércoles al país a bordo de un avión privado.

Madonna ha regresado una vez más a un país que ha visitado con frecuencia pero que también le ha dado algunos dolores de cabeza con los procesos anteriores de adopción. En 2013, el Gobierno del entonces presidente Joyce Banda acusó a la cantante de ser una “grosera” y una diva y de querer eterna gratitud del país por la adopción de sus dos hijos. Pero Banda no fue reelegido en las elecciones de 2014, y el nuevo presidente de Malaui, Peter Mutharika, ha hecho movimientos para tratar de reparar las relaciones con la estrella. “Mi Gobierno siempre ha estado agradecido por la pasión que Madonna tiene por mi país”, dijo. El pasado verano, la cantante regresaba al país.

Madonna con Mercy James en brazos antes de adoptarla durante una visita de la cantante a Malaui en 2009.
Madonna con Mercy James en brazos antes de adoptarla durante una visita de la cantante a Malaui en 2009.

La adopción de Mercy James, hoy de 11 años, es la que más titulares ha ocupado, pues la familia sigue reclamando que la pequeña vuelva porque aseguran que no sabían que su marcha iba a ser permanente. El padre biológico de la pequeña también trató de frenar la adopción, y llegó a dar entrevistas a los medios de comunicación con la intención de evitarla, aunque al final retiró su causa de los juzgados. Durante un viaje al país en 2014, llevó a su hijo David Banda, de la misma edad, a conocer a su padre, un granjero que le dio en adopción cuando era solo un bebé.

Además de estos dos hijos adoptados, Madonna tiene otros dos biológicos: Lourdes María, de 20 años, nacida de su relación con el bailarín y entrenador cubano Carlos León; y Rocco, de 16, de su matrimonio con el realizador británico Guy Ritchie.