Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rina no puede dejar la fábrica

Rina Akter tiene 34 años. Vive junto con sus dos hijos en una habitación alquilada en un asentamiento informal de la capital de Bangladesh, Dacca. Trabaja como costurera por poco más de 60 euros al mes; un empleo mal pagado que no abandona para que sus hijos no tengan que trabajar. Este es su testimonio

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9