Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ICON PARA BUCMI

Siempre hay motivos para regalarse un masaje

¿Deportivo, relajante, tailandés o shiatsu? resolvemos nuestras duda con los masajistas más expertos de Bucmi

Interior de una cabina del centro Sam See.
Interior de una cabina del centro Sam See.

La vuelta al trabajo después de las vacaciones navideñas implica proponerse nuevos retos. Mejorar en el trabajo. Aspirar a metas profesionales. Estar más centrado y ser más eficiente. Ponerse en forma y cruzar, de una vez por todas, la puerta del gimnasio. Son propósitos nobles y no siempre fáciles de lograr, pero por suerte hay aliados capaces de jugar a nuestro favor.

Piense en todo lo que puede lograr, por ejemplo, un buen masaje: despejar la mente, relajar músculos y nervios, mejorar nuestro rendimiento y, en resumen, hacernos la vida más fácil. "Hay personas que sienten más cansancio de lo normal, se desaniman y al final están rindiendo sólo al 60% o 70% de sus posibilidades simplemente porque no se les ocurre darse un masaje al mes", explica el fisioterapeuta Rodrigo Gavín, que lleva años explorando las bondades de esta terapia que, afirma, "en España no valoramos tanto como en otras culturas". "Sirve para prevenir problemas, oxigena la piel, relaja los nervios y activa el sistema linfático", enumera.

A la vista de sus beneficios, no hay excusas para no reservar cita en un centro de masaje, especialmente si decenas de ellos quedan a mano gracias a Bucmi, el servicio de reserva online de tratamientos de estética y belleza. Hemos preguntado a algunos de los profesionales que trabajan en centros de Madrid y Barcelona, y nos han explicado cuáles son los masajes más adecuados para que el 2017 no nos pille descentrados y en baja forma.

Para aliviar el estrés: masaje relajante

Para muchas personas, el masaje es sinónimo de relajación. "Un masaje relajante permite que durante una hora el paciente se olvide de todo gracias al silencio y la privacidad de la cabina. Nuestro objetivo es que vuelva a casa como nuevo", explica Pepe Alonso Nestares, responsable del centro Samsee  (Madrid). Una de sus especialidades es el masaje con piedras calientes –"son piedras de diferentes tamaños que se calientan en máquinas especializadas"– y el de aceite caliente. "No son masajes fuertes ni descontracturantes, porque el objetivo es conseguir una sensación suave y agradable". Una opción más sofisticada es acudir al centro en pareja. En Esenzias (Madrid) ofrecen un Masaje Dúo, "una forma de ocio saludable con un toque romántico, algo más sano que irte de copas", comenta Víctor García. "Lo importante es crear una atmósfera sosegada durante 30, 50 o 80 minutos, en la que proporcionar el masaje deseado, habitualmente relajante, con maniobras que no entran en el campo profundo y no generan dolor en el músculo".

Para mejorar el rendimiento: masaje deportivo

"Cualquier persona que practique deporte puede necesitar un masaje deportivo, porque siempre puede enfrentarse a contracturas y puede beneficiarse de un buen masaje", explica Rodrigo Gavín, de RG Centro Rodrigo Gavín, un prestigioso centro madrileño especializado en fisioterapia y terapias naturales. "El que hacemos aquí es un masaje enérgico, que se puede aplicar antes o después de practicar deporte, para aumentar el rendimiento y evitar el cansancio y las lesiones".

Le preguntamos por los tipos de deporte cuyos aficionados pueden beneficiarse de un buen masaje, y cita el pádel ("la mayoría de los torneos se juegan en un solo día y en superficie dura, lo que implica que es muy frecuente acabar la jornada con una lesión en el hombro, la rodilla, el codo") y también el deporte de moda: el running. "Muchas personas corren sin pisar bien, y es frecuente encontrar lesiones de rodilla, cadera o espalda. En ocasiones sucede cuando empiezan a practicar deporte, y se desmotivan debido al malestar general, el dolor y el cansancio. Esto se puede solucionar aplicando un enfoque holístico, con masajes que descarguen la musculatura, y con un tipo de calzado adecuado", añade. "El running es un deporte muy completo y muy beneficioso para luchar contra el estrés, la ansiedad y las energías negativas, pero hay que estar preparado para ello".

En Bucmi hay numerosos centros que ofrecen tratamientos de fisioterapia. Andrés Sánchez, del Centro de Fisioterapia Goya, puntualiza. "La fisioterapia acelera la recuperación de la fatiga muscular causada por un ejercicio intenso. Prevenimos lesiones y acortamos los plazos de recuperación de roturas fibrilares, sobrecargas musculares, espasmos y lesiones articulares".

Para reencontrarse con la historia: masaje tailandés

En plena fiebre por las terapias exóticas, el masaje tailandés  puede presumir de legitimidad y tradición. "Es un masaje muy antiguo, de más de 2000 años, y en Tailandia es algo cultural, muy frecuente", explica Luis Miguel Muñoz, de Luxury Thai. "En Tailandia es mucho más enérgico y doloroso, porque está pensado para gente que trabaja en el campo y que tiene mucho tono muscular. Aquí lo hemos adaptado a las necesidades del público occidental", cuenta. "Ayuda a luchar contra el insomnio y la jaqueca. Se basa en la presión y el estiramiento, y también en los puntos reflejos: la actividad no se centra en la zona afectada, sino en otra conectada a través de las líneas de energía que establece la medicina tradicional tailandesa". En Luxury Thai, el personal se forma previamente en Tailandia y aprende orientaciones propias del centro. También investigan en formatos híbridos, como el masaje Thai-Yoga, "que fusiona los principios del masaje tailandés con las asanas del yoga".

No es el único ejemplo de masaje fusión. La tendencia hoy, aseguran los expertos, es unir influencias y estilos para lograr los mayores beneficios. Arnau, de 1850 Urban SPA Barcelona, abrió su centro hace tres años. "Mi mujer es china, de la ciudad de Kunmig, y allí los masajes son algo habitual, así que decidimos pasar por varios centros termales y de masaje antes de abrir el nuestro con la ayuda de Mai, una terapeuta tailandesa".

De esa mezcla de culturas occidentales y orientales salió el masaje 1850 Signature. "Es un masaje descontracturante, enfocado a que el cliente no tenga nudos en los músculos. Nos hemos dado cuenta que el estrés y las preocupaciones se acumulan en forma de nudos en las diferentes partes del cuerpo (especialmente en la espalda), y el masaje Signature intenta eliminar esas contracturas para que el cliente recupere el equilibrio". Esta fórmula exclusiva aúna influencias de masaje Ayurveda, Lomi Lomi y deportivo. "Del masaje Ayurveda hemos aprendido a usar el aceite templado (siempre de origen biológico), para que el cuerpo se hidrate mejor. Adaptamos la esencia a la estación del año, pero siempre intentamos que sea tenga un aroma suave y no interfiera en el tratamiento. Del masaje Lomi Lomi hemos aprovechado la técnica de los codos, que usamos en la espalda y para descontracturar a nuestros clientes si es necesario. Y del masaje deportivo hemos aprovechado algunos movimientos, pero sin usar tanta fuerza. Es un masaje diseñado para todo tipo de público. Algunas veces puede ser un poco molesto, sobre todo cuando la terapeuta deshace el nudo muscular, pero el alivio posterior hace que valga la pena".

Para el alma: masaje Shiatsu:

Una última categoría es la de los masajes que integran objetivos más ambiciosos, relacionados con el equilibrio mental y emocional. El masaje shiatsu es una terapia perteneciente a la medicina alternativa, nos comentan desde el centro Naisha, que se caracteriza por "trabajar desde un nivel psíquico y emocional profundo que permite mejorar el estado físico profundizando en los bloqueos emocionales". Se realiza en tatami y con ropa cómoda, y "trabaja a través de presiones y estiramientos que se rigen por los canales de la medicina tradicional china". ¿Beneficios? "Bienestar interno desde la primera sesión", explican, "y el reflejo de ese bienestar en la eliminación de las dolencias musculares". Aseguran que está recomendado para todo tipo de público, pero principalmente a personas que sufran altos niveles de "estrés, depresión, insomnio o ansiedad". Es decir; a cualquiera que se enfrente a un síndrome post-vacacional como el que experimentamos estos días.

 

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.