Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Por ANA ALFAGEME

¿Hay que ponerles Reyes a las mascotas?

Son parte de la familia, por lo que pueden tener un detalle, aunque el regalo perfecto para ellos es dedicarles tiempo

En la carta a los Reyes Magos, mis hijos siempre han pedido regalos para sus mascotas de forma espontánea. También les escribían sus correspondientes cartelitos con su nombre. Para la perra era lógico, ya que la llamaban “la hermana peluda”. Pero los Reyes tenían que atender a todos, incluso a los peces. Un pequeño juguete, un collar nuevo, una comida más exquisita que la habitual… esos eran los presentes para los animales de compañía.

A veces me asalta la duda de si ese gasto, no excesivo, no podría utilizarse mejor, de manera más consciente y solidaria (la misma duda que me asalta cuando compro los regalos para mis hijos). He preguntado a amigos y conocidos con mascotas y todos coinciden en que si son uno más de la familia, tienen que tener su obsequio navideño. Muchos también les ofrecen un plato especial de comida en Nochebuena o Fin de Año. Y, para que el regalo sea doble, éste se puede adquirir en las tiendas de las protectoras. “Así puedes comprarle un juguete o un collar a tu perro, por ejemplo, y sabes que los beneficios de ese producto servirán para ayudar a otros canes”, explica la bloguera Micaela de la Maza. En El Refugio, por ejemplo, venden un calendario por 10 euros, que resultará útil todo el año y ayudará a la labor que realiza el centro.

De la Maza, que conoce al dedillo el universo perruno, tiene claro que hay que incluirles entre los obsequiados: “La mejor parte de regalar es ver cómo disfruta quien recibe ese presente y con un can…. Sabes que aciertas siempre porque son disfrutones por naturaleza”. Pero el mejor regalo para un perro, asegura De la Maza, no implica ningún gasto: “Es tiempo, dedicarle más tiempo”. “En vez de comprarle otro juguete más o un abrigo que probablemente no necesita, en vez de comprarle algún gadget moderno y carísimo, seguro que lo que más agradece es algo mucho más sencillo, tu compañía. Y ese regalo, además, lo disfrutarás tú también”. Ella le compraba a su perro Colega —protagonista de sus libros Madrid con perro y Barcelona con perro— algún juguete o alguna pelota, alguna chuche extra, pero lo que más le gustaba era “aprovechar el día de fiesta para dar un paseo extra largo con él, para disfrutar al aire libre con él”.

La artista Rebeca Khamlichi. ampliar foto
La artista Rebeca Khamlichi.

La pintora Rebeca Khamlichi no les regala nada por Reyes a sus perros y eso que los considera su familia. “Creo que si quieres hacer algo especial por tu animal lo mejor que puedes hacer es un donativo a una protectora, que en este momento lo están pasando fatal ya que es temporada de caza”, explica.

Sin embargo, Khamlichi se enternece con las fotos de las mascotas de otras personas con sus regalos de Reyes. “Me parece muy bonito, ya que los animales son parte de la familia. Pero en mi caso prefiero hacer un donativo”. Junto a la también artista Mari Quiñonero han fundado la organización Las Muy Perras, que recoge donativos para entregarlos “íntegros” a dos protectoras elegidas en cada campaña de seis meses. Las últimas agraciadas han sido Apap Alcalá y Baas Galgo.

A su organización se puede donar cualquier cantidad, sin mínimo. Ellas lo juntan y se lo entregan a las protectoras elegidas al final de cada campaña. Pero también se puede conseguir una recompensa por ese gesto. “Por una cantidad concreta se entrega un objeto donado por un artista amigo nuestro. Hay gente que los usa para regalar, ya que son cosas muy chulas y apetecibles”, asegura. Leonor Watling aporta a la labor de Las Muy Perras un set de fotografías; la tienda de complementos La Mouchette, tres piezas de bisutería de metacrilato; el diseñador de moda Moisés Nieto, una camiseta; o el cantante Quique González, un disco, entre otras muchas piezas. Quien desee hacerse con una de ellas solo tiene que donar a la organización.

Según el último estudio sobre Abandono y Adopción de Animales de Compañía 2016 de la Fundación Affinity, en 2015 se recogieron de las calles casi 138.000 animales (104.000 perros y 33.000 gatos). El abandono afecta al 1,7% de los más de 6,1 millones de perros y al 1% de los 3,6 millones de gatos que viven en España.

La página de inicio de Las muy perras. ampliar foto
La página de inicio de Las muy perras.

Por ello, para El Refugio, que acoge a unos 200 animales en la actualidad, el mejor regalo de Reyes sería que “el 6 de enero fuesen adoptados todos los perros y gatos que hemos rescatado del abandono”. Eso sí, comprenden que si ya vivimos con un animal le tratemos como uno más de la familia. “Los regalos se hacen a los seres queridos, como una muestra de amor o cariño. Si entendemos que, para la práctica totalidad de personas que convivimos con animales, ellos son para nosotros seres muy queridos, podríamos entender como normal que cualquier persona lo haga”, explica Nacho Paunero, presidente de El Refugio.

En la tienda de animales Kiwoko, no solo detectan que los clientes acuden “con peticiones especiales para hacer un mejor regalo a sus mascotas, sino que también se les acicala para las fiestas. “Recibimos un mayor número de visitas en nuestros salones de belleza para baños, cortes de pelo, etcétera”, afirman. Entre los productos de Kiwoko que más se demandan por Navidades están los juguetes, huesos, alimentación y snacks navideños, y también las camas y colchones, informan desde el establecimiento.

Los perros no necesitan regalos caros, se lo pasan en grande con un palo o una piña, apunta De la Maza. El resto de animales de compañía tampoco, aunque estas fechas pueden resultar perfectas para hacer el desembolso en algo que se necesitaba y que se ha ido posponiendo: una jaula más grande para el hámster, un transportín nuevo, un terrario mayor o un acuario de más litros. Ellos #NoSonUnJuguete, como dice la campaña de la Fundación Affinity, pero sí pueden tener su propio juguete el día 6 de enero.