Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Natalia Vodianova, la ‘top’ que convierte en dinero los “me gusta”

La modelo rusa, pareja del heredero de LVMH, no ha olvidado su difícil infancia y lanza una aplicación con fines solidarios

Natalia Vodianova, en el congreso TechCrunch Disrupt celebrado en Londres esta semana. Ampliar foto
Natalia Vodianova, en el congreso TechCrunch Disrupt celebrado en Londres esta semana.

Entre los ponentes de TechCrunch Disrupt London, un congreso de start ups que se celebró esta semana en la capital inglesa, un nombre parecía fuera de lugar: Natalia Vodianova. ¿Qué hacía una supermodelo conocida por sus numerosas portadas y por sus contratos con marcas como Calvin Klein o Guerlain dirigiéndose a genios de la tecnología, desarrolladores y geeks?

New playpark Teresita named after Mario Testino's late Mother opened in his native country Peru in a beautiful town Urubamba. Mario has been involved in the Naked Heart Foundation work for almost 10 years now and as a result has been inspired to bring the power of play to the children of Peru. It was one of the most beautiful and memorable days and I was so happy to be there with my children Lucas, Neva and Viktor. My darling Mario I am so proud to witness the first steps of what I am sure is the beginning of your humanitarian work in your country. @mariotestino @nakedheartfoundation #peru #urubamba #playwithpurpose Новый игровой парк, названный Терезита в честь покойной матери Марио Тестино открылся вчера на родине Марио в Перу, в прекрасном горном городке Урубамба. Сам Марио уже более 10 лет участвует в работе Фонда "Обнаженные сердца" и вот наконец смог принести силу и энергию игры детям Перу. Для меня это день стал одним из самых удивительных и памятных дней в ней жизни и я счастлива, что со его разделили мои дети Лукас, Нева и Виктор. Я желаю Марио, чтобы это открытие стало началом его гуманитарной работы в Перу. photo by @afinsky

Una foto publicada por Natalia Vodianova (@natasupernova) el

La respuesta se llama Elbi, y es la aplicación solidaria pensada para la generación millennial que la top rusa acaba de lanzar con el objetivo de democratizar la filantropía. “Somos una plataforma que intenta que a la gente joven le resulte más fácil y accesible contribuir con una buena causa”, resume Vodianova en una charla con EL PAÍS. “Colaboramos con distintas organizaciones benéficas, cada día contamos tres historias relacionadas con lo que hacen y pedimos al usuario que se involucre escribiendo un mensaje cariñoso, enviando un dibujo… Yo lo llamo voluntariado online”, añade.

Con el lema “Los actos pequeños pueden marcar una gran diferencia”, la app permite hacer microdonaciones a través del botón de “love” (equivalente al “me gusta” de las redes sociales). Cada vez que el usuario lo pulsa dona a la causa de su elección una libra o un dólar, dependiendo de en qué país se haya descargado la aplicación. Además, cuando alguien le da un “love” a un contenido que ha publicado otro usuario, este último recibe puntos que puede acumular y canjear por productos que primeras marcas como Fendi, David Yurman o Givenchy han donado a la Love Shop. “La primera tienda online en la que puedes comprar con amor”, la describe la modelo.

Conocida como Supernova, ella no es ni mucho menos una filántropa neófita. Nacida hace 34 años en Nizhny Novgorod, tuvo una infancia difícil; creció en un hogar monoparental junto a su madre y su hermana, que tiene autismo y parálisis cerebral, y antes de ser descubierta vendía fruta en la calle.

Natalia Vodianova y su marido, Antoine Arnault, el pasado julio.
Natalia Vodianova y su marido, Antoine Arnault, el pasado julio.

Hace 12 años creó la Fundación Naked Heart, con la que hasta la fecha ha obtenido 40 millones de dólares (unos 37,7 millones de euros) en grandes eventos de recaudación de fondos para ayudar a niños desfavorecidos en su país natal. Elbi parte de un modelo totalmente distinto (pequeñas aportaciones al alcance de cualquiera), y utiliza los medios y el lenguaje de las redes sociales para que usuarios y organizaciones benéficas interactúen. En los tres meses que lleva disponible, ya ha recaudado unas 20.000 libras (cerca de 24.000 euros), y su fundadora hace hincapié en que la totalidad de las donaciones se destinan a las causas de las que se hacen eco. De momento, la app solo está disponible en EE UU y Reino Unido, aunque en el futuro se ampliará a otros países.

Vodianova presentó Elbi por primera vez en septiembre de 2015 en un acto de la Fundación Clinton, y cuenta con el respaldo de gurús del mundo digital como Jimmy Wales, el creador de Wikipedia, o Arianna Huffington.

Quitando los días que dedica a sus compromisos como modelo, su trabajo en Elbi la absorbe por completo. “Realmente le dedico mucho tiempo, y más ahora que puedes estar localizable a todas horas gracias a la tecnología. La forma en la que me organizo con mi familia pasa por desconectar totalmente el fin de semana, coger el primer avión disponible cuando tengo que viajar y llevar siempre a los niños al colegio”. La duodécima modelo mejor pagada del mundo según Forbes —de junio de 2015 al mismo mes de este año ganó 5,5 millones de dólares—, tiene cinco hijos, tres de su primer matrimonio con el aristócrata inglés Justin Portman, y los dos pequeños con Antoine Arnault, consejero delegado de Berluti y heredero del imperio del lujo LVMH. Para ella es crucial que los pequeños crezcan sabiendo que la mayoría de niños tienen vidas muy distintas a las suyas: “Mis hijos son muy conscientes de la necesidad de ayudar a los demás, entienden que lo que estoy haciendo es importante y lo aprecian. Los he llevado de viaje a Rusia y han estado en orfanatos y en lugares difíciles de ver”.

Rocking the mountain #machupicchu #peru #holidays 🇵🇪 photo by @afinsky

Una foto publicada por Natalia Vodianova (@natasupernova) el

—A pocos días de terminarse un 2016 agitado, ¿sigue creyendo que el amor puede cambiarlo todo?

— Soy una persona extremadamente positiva, hasta un punto que raya la locura y eso me da fuerza para seguir creyendo. Pero para mí la clave es el trabajo duro: no se trata de retirarte a meditar y esperar que las cosas salgan bien; yo prefiero hacer todo lo que esté en mi mano para crear el mundo en el que quiero vivir.

Síguenos en redes sociales

Natalia Vodianova, la ‘top’ que convierte en dinero los “me gusta”