Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

100 metros

Marcel Barrena es amigo mío. Por mi cumpleaños me manda fotos de señores de 80 años desnudos por mail con el texto: “Por favor, abre esto, es urgente”

Cartel de la cinta '100 metros'.
Cartel de la cinta '100 metros'.

Marcel Barrena es amigo mío. Por mi cumpleaños me manda fotos de señores de 80 años desnudos por mail con el texto: “Por favor, abre esto, es urgente”.

Una noche vino a cenar a casa y cuando se fue me encontré una zapatilla en el congelador, unos 28 DVDs y una garrafa de agua metidos en mi cama. Aún no sé en qué momento consiguió llevar todo eso desde el salón hasta el dormitorio sin que nadie se diese cuenta.

Cuando los móviles aún no tenían clave, me lo robaba y me llenaba la agenda de eventos. Una tarde oí la alarma de mi teléfono y leí: 19:45. Comerme un pájaro. Me quedé cinco minutos flipando cosa mala. Era incapaz de entender qué estaba pasando. Hasta que caí: coño, claro. Marcel.

Nos fuimos (con el que entonces era mi novio y la que ahora es su mujer) de viaje a Lisboa. Entramos en un restaurante que, francamente, no ganaría un premio a la higiene. Muy de pronto (mucho, de cero a cien) Marcel Barrena entró en su apellido y salió escopetado del local haciendo aspavientos y gritando: ¡MOSHQUES, MOSHQUES! Tuvimos que seguirle, claro.

Marcel Barrena es guionista y director de cine. Su última película se llama 100 metros, y son los últimos días para ir a verla al cine.

No os voy a pedir que vayáis a verla porque Marcel Barrena es mi amigo. Os ordeno que vayáis porque os va a parecer mentira que el señor que ha hecho todas y cada una de las cosas que os he explicado sea el responsable de este largometraje íntimo, tierno, duro, lleno de amor y absolutamente delicioso.

Síguenos en redes sociales

100 metros