Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mentir con estilo

Puedes esconder la realidad detrás del maquillaje o de una ropa bien escogida

Marine Le Pen, líder del Frente Nacional, con el cartel con el que se va a presentar a las próximas elecciones presidenciales de Francia.
Marine Le Pen, líder del Frente Nacional, con el cartel con el que se va a presentar a las próximas elecciones presidenciales de Francia. Getty Images

Marine Le Pen se pone mona. Para las próximas elecciones, la líder de la ultraderecha francesa ha renovado su fondo de armario simbólico: las esvásticas y los botines militares están out. Ahora lo que se lleva es un amable rosa azul, nuevo logo del Frente Nacional. Nada de retratos de Petain o Mussolini. En las paredes de la nueva sede del partido cuelgan fotos de Einstein, lenguas de los Rolling Stones y hasta un grafiti de Banksy supercuqui.

Para mentir no hacen falta palabras. Puedes esconder la realidad detrás del maquillaje o de una ropa bien escogida. Como Pablo Iglesias con frac en los premios Goya. O la Cospedal con palestina al cuello. Ni siquiera hace falta ser famoso. Mentir con estilo está al alcance de cualquiera: te pones un sujetador push up y ya no eres real. Te anudas una corbata para pedir un préstamo en el banco y estás faltando a la verdad. Te pones un reloj Swatch con la cara del Che Guevara y explota el polígrafo.

El más preocupado con todo esto es el creador de Facebook, Mark Zuckerberg. Durante la campaña de Donald Trump su red social sirvió como plataforma de millones de noticias falsas: "Obama fundó el ISIS". "El Papa pide el voto para Trump". "El cambio climático es un invento de los chinos para perjudicar a Estados Unidos". A fuerza de repetirlas millones de veces en Facebook, las mentiras se fueron convirtiendo en verdades.

Ante las críticas, Zuckerberg ha anunciado medidas para comprobar la veracidad de la información en la red. Por lo pronto, para verificar la campaña de Le Pen necesitará un equipo de estilistas, peluqueros y decoradores de interiores.